Nuevo

¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII?

¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Estoy trabajando en un proyecto de historia para la escuela y parece que no puedo encontrar información sobre la duración de un viaje en un barco desde Inglaterra al área de Charleston en Carolina del Sur a principios del siglo XVIII (1730-1740). Además, ¿los viajeros de clase alta enfrentarían condiciones diferentes a las de la clase media?


¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII?

La distancia desde Inglaterra hasta el área de Charleston en Carolina del Sur es:

La velocidad de los barcos en el 1700 era de alrededor de 5 nudos.1.

Para convertir todo en las mismas unidades: d = 4010 mi = 6453 km yu = 5 nudos = 10 km / h, para obtener el tiempo usamos la siguiente ecuación de movimiento:

t = d / u = 6453/10 = 645 horas => 27 días en la situación ideal. Sin embargo, en realidad, las condiciones climáticas como tormentas, corrientes oceánicas2 etc, prolongaría el viaje hasta 6 - 8 semanas.

¿Los viajeros de la clase alta enfrentarían condiciones diferentes a las de la clase media?

Como ejemplo de las condiciones que enfrenta la clase media y baja:

… El paso a América fue traicionero bajo cualquier estándar. Muchos de los inmigrantes eran demasiado pobres para pagar el viaje y, por lo tanto, se contrataron a colonialistas más ricos, vendiendo sus servicios por un período de años a cambio del precio del pasaje. Apretujados en un pequeño barco de madera, rodando y balanceándose a merced del mar, los viajeros - hombres, mujeres y niños - soportaron dificultades inimaginables para nosotros hoy. La miseria era la descripción más común de un viaje que normalmente duraba siete semanas… [1]


1. Depende de su tamaño (velocidad del casco) y de los vientos. .

2. Casi al mismo tiempo, Ben Franklin midió la temperatura (6 grados) más cálida de Gulf Stream y creó un mapa que resultaría muy útil para los marineros ("en él, el viaje se acortaría en una semana").

[1] Mittelberger, Gottleb, Gottleb Mittelberger's Journey to Pennsylvania in the Year 1750 y Return to Germany en el año 1754 (publicado por la Sociedad Alemana de Pennsylvania 1898)

Actualizar:

Como se mencionó en la sección de comentarios, hay rutas alternativas, de hecho, del siglo XVIII. Rutas marítimas británicas visualizados utilizando tecnologías de mapeo modernas se ven así:

que incluye el propuesto anteriormente, sin embargo, si se entiende la idea general, el cálculo anterior podría aplicarse a cualquiera de las rutas mostradas.

Las rutas de navegación holandesas 1750-1800 visualizadas utilizando tecnologías de mapeo modernas están más cerca de lo propuesto en el comentario:

junto con las rutas marítimas españolas en el mismo período 1750-1800:


Cuando John Adams zarpó hacia Francia en 1777, el viaje duró seis semanas.

Acompañado por su hijo mayor, John Quincy, Adams se embarcó en una travesía de seis semanas por el Atlántico.

Fuente: Asignación diplomática - París 1777


¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII? - Historia

Mientras trabaja al revés en su árbol, ¿encuentra que el rastro parece enfriarse en la década de 1700? La falta de registros del censo y listas de pasajeros puede dejarlo rascándose la cabeza y preguntándose cómo exactamente aparecieron repentinamente en Pensilvania, Nueva Inglaterra y Virginia. . La respuesta puede estar en algunas de las principales migraciones de colonos a las colonias en el siglo XVIII. Dos grandes grupos que llegaron durante ese tiempo fueron los alemanes y los escoceses-irlandeses. Detalle de la Iglesia Palatina, primeros inmigrantes alemanes. Biblioteca del Congreso, DETALLE ENMARCADO DEL TECHO. - Palatine Church, State Route 5, Nelliston, Montgomery County, NY, archivo digital del negativo original.


¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII? - Historia

Gottlieb Mittelberger de Alemania, 1750
Cruce
Llegada

¿Emigrar o quedarse? escritos de Irlanda, de mediados a finales de 1700 (PDF)

El Océano Atlántico era un lugar mucho más concurrido en el 1700 que en el siglo anterior. El número de barcos que cruzan cada año desde Gran Bretaña se triplicó de 500 en la década de 1670 a 1500 a finales de la década de 1730. Más personas pudieron pagar el viaje ya que el costo se redujo a la mitad entre 1720 y 1770. Y más europeos fueron reclutados para emigrar por sus parientes en América y por el gobierno británico, esforzándose por aumentar la población de sus colonias sin agotar su suministro de mano de obra local. 1 Entre 1700 y 1775, más de 250.000 personas emigraron de Europa a las colonias británicas del continente. 2 Y mucha gente, por supuesto, llegó de África. "Contrariamente al mito popular", escribe el historiador Alan Taylor, "la mayoría de los emigrantes del siglo XVIII no llegaron a América por su propia voluntad en busca de libertad. Tampoco eran europeos ... Durante el siglo XVIII, las colonias británicas importaron 1,5 millones de esclavos, más de tres veces el número de inmigrantes libres ". La mayoría fueron transportados a las islas del Caribe británico y alrededor de 250.000 se vendieron en las colonias del continente. 3

Aquí nos centraremos en la experiencia del viaje transatlántico, para quienes viajan libre o por la fuerza, y la llegada a América. En las siguientes dos secciones, seguiremos a varios colonos nuevos mientras reestructuran sus vidas en las colonias.

    Los viajes de los europeos. Cruzar el Océano Atlántico en el período colonial fue un esfuerzo espantoso y potencialmente mortal para todos los viajeros, independientemente de su riqueza o marinería. Decidir si hacer el viaje puede haber sido más difícil. Aquí leemos las descripciones de tres europeos de sus viajes y la carta optimista mdashan del agricultor alemán Christopher Sauer, un libro que desalienta la emigración publicado por el maestro alemán Gottlieb Mittelberger, y el diario del escocés John Harrower, quien se ganó el viaje como sirviente contratado. El texto final combina dos escritos irlandeses y la carta de un granjero mdasha a un primo en Pensilvania, que describe cómo "me animará y hará que Redie for the Journey", y un poema escrito por un emigrante que regresó después de probar "The New Island". Compare las posiciones a favor y en contra de la emigración con las expresadas por los emigrantes del siglo XVII en la caja de herramientas American Beginnings.

  • - Christopher Sauer, (Sembrador), Germantown, Pensilvania, Carta a "hermanos y amigos" en Alemania, 1 de diciembre de 1724, extracto.
  • - Gottlieb Mittelberger, Viaje a Pensilvania en el año 1750 y regreso a Alemania en el año 1754, 1756, extractos.
  • - John Harrower, Journal (1774-1776), selección de 1774 entradas.
  • - Anónimo, "An tOile & aacuten & Uacuter" ("La isla nueva"), poema / canción popular, de mediados a finales del siglo XVIII.
  • - David Lindsey, Irlanda del Norte, Carta a Thomas o Andrew Fleming, Pensilvania, 19 de marzo de 1758.
  • - Olaudah Equiano o Gustavus Vassa, La interesante narrativa de la vida de Olaudah Equiano, o Gustavus Vassa, el africano. Escrito por él mismo, Londres, 1789, extractos.
  • - Boyrereau Brinch, El esclavo africano ciego, o memorias de Boyrereau Brinch, apodado Jeffrey Brace, Vermont, 1810, extractos.
  1. ¿Cómo fomentan o desalientan los europeos la emigración? ¿Qué factores tienen la mayor fuerza emocional en sus argumentos?
  2. ¿Qué aspectos del viaje por el océano son los más angustiosos para los europeos? a los africanos?
  3. Compare los viajes transatlánticos del siglo XVIII con los del siglo anterior (véanse los enlaces complementarios a continuación). ¿Que ha cambiado? ¿Qué permanece igual?
  4. ¿Qué proporciona comodidad o protección durante los viajes?
  5. ¿Cómo responden Equiano y Brinch a sus primeras experiencias con hombres blancos? a su llegada a Barbados?
  6. ¿Cómo aplican los principios cristianos para amonestar (y apelar) a los esclavistas?
  7. Basado en los relatos de John Harrower y Gottlieb Mittelberger, describa la experiencia de un sirviente contratado desde su partida de Europa hasta su "venta" en América.
  8. Compare las experiencias de llegada y venta de esclavos y sirvientes contratados en Estados Unidos. ¿Qué aspectos son similares? ¿diferente? ¿Por qué?
  9. Compare las siete lecturas por audiencia y género: diario personal de mdasha, un poema tradicional, dos cartas privadas y tres trabajos publicados. ¿Qué aprende el lector a través de los diferentes textos?
  10. Argumente a favor y en contra de la proposición de que una carta privada proporciona pruebas más auténticas y precisas que un trabajo publicado.
  11. Si fueras un inmigrante europeo, ¿habrías elegido vivir permanentemente en Estados Unidos, como Christopher Sauer, o habrías regresado a tu país de origen, como Gottlieb Mittelberger y el poeta irlandés anónimo? ¿Por qué?
  12. Si fueras un esclavo liberado, ¿te habrías quedado en América, como Olaudah Equiano y Boyrereau Brinch, o habrías regresado a África como muchos lo hicieron en el siglo XIX? ¿Por qué?

  • - Thomas Newe, viaje a Carolina del Sur en 1682
  • - Frances Daniel Pastorius, viaje a Pensilvania en 1683

The Middle Passage, en movimiento: la experiencia de la migración afroamericana, del Centro Schomburg para la Investigación de la Cultura Negra (Biblioteca Pública de Nueva York)

¿Dónde nació Olaudah Equiano? por Brycchan Carey, Kingston University, Surrey, Reino Unido

2 T. H. Breen y Timothy Hall, América colonial en un mundo atlántico: una historia de interacción creativa (Nueva York: Pearson / Longman, 2004), pág. 283.


Inmigración escocesa a Estados Unidos

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos
Este artículo contiene datos interesantes, estadísticas y la historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos. La historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos comienza con el uso correcto del nombre. ¿Escocés o escocés? Ambos tienen razón en los Estados Unidos. En el Reino Unido, el uso de la palabra escocés para escoceses o escocés se considera incorrecto, especialmente cuando se aplica a personas.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos: los montañeses y los habitantes de las tierras bajas
Escocia se divide en las tierras altas del norte y las tierras bajas del sur. Los montañeses escoceses eran de raza y cultura celtas, estaban afiliados a grupos llamados clanes y muchos asumieron el nombre del clan. El gaélico es uno de los idiomas de los celtas. La gente de las tierras altas del norte se adhirió principalmente a la religión católica romana. Los habitantes de las tierras bajas eran de raza anglosajona y eran principalmente presbiterianos, una forma estricta y más simple de la religión protestante. Una famosa disputa entre la familia Campbell de Lowlands y el clan de montañeses MacDonald resultó en la Masacre de Glencoe en 1692.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos: los escoceses y los ingleses
Escocia fue gobernada por primera vez por reyes escoceses. Hubo continuos conflictos con los ingleses que llevaron a una serie de sangrientas guerras. En 1292, un barón inglés llamado John Balliol fue coronado rey de Escocia. William Wallace lideró una rebelión escocesa, pero fue derrotado por el rey Eduardo I de Inglaterra en 1298 en la batalla de Falkirk. Robert the Bruce luego derrotó a los ingleses en 1314 en la batalla de Bannockburn, obtuvo la independencia de Escocia y fue coronado rey de Escocia. La batalla de Flodden fue el siguiente gran conflicto entre el Reino de Inglaterra y el Reino de Escocia y resultó en una decisiva victoria inglesa. Cuando el hijo de María, reina de Escocia, el rey Jacobo VI sucedió en el trono inglés en 1603, los dos reinos de Escocia e Inglaterra se unieron. La Casa de Estuardo fue depuesto y resultó en una serie de rebeliones jacobitas. En 1707 se aprobó el Acta de Unión y Escocia se unió formalmente con Inglaterra para formar Gran Bretaña. En 1745, Bonnie Prince Charlie, el heredero de los Stuart, intentó reclamar el trono británico, pero fue derrotado en 1746 en la Batalla de Culloden. La derrota en la batalla de Culloden provocó la emigración a gran escala de Escocia a América y la historia de la inmigración escocesa a América comenzó en serio, aunque los escoceses habían emigrado por primera vez durante la era colonial de la historia estadounidense.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el siglo XVII: América colonial
La inmigración escocesa más antigua a Estados Unidos se remonta a la época colonial. Robert Sproat era un peregrino de Mayflower que emigró de Escocia y trabajó para pagar su pasaje en el viaje. ¿Dónde se asentaron los inmigrantes escoceses? Los hombres y mujeres escoceses que se adhirieron a la fe protestante fueron bienvenidos en América y pequeños grupos de escoceses hicieron sus hogares en las 13 colonias. Los nombres de las primeras trece colonias fueron Virginia, Maryland, Connecticut, Delaware, Pensilvania, Rhode Island, Massachusetts, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia. Consulte también los ejemplos de factores PUSH y PULL de la inmigración escocesa.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos: sirvientes contratados
La inmigración escocesa a Estados Unidos aumentó a medida que los escoceses obtuvieron acceso a Estados Unidos como sirvientes contratados. El costo del viaje a América era prohibitivo y estaba fuera del alcance de la mayoría de los hombres y mujeres escoceses. La única forma de llegar a Estados Unidos era firmar un contrato como sirviente contratado y firmar para trabajar entre cinco y siete años a cambio del transporte y las perspectivas de empleo y una nueva vida en Estados Unidos.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos: ¿Quiénes eran los escoceses-irlandeses?
La inmigración escocesa a Estados Unidos está fuertemente asociada con los escoceses-irlandeses. Pero, ¿quiénes eran los escoceses-irlandeses? Las personas a las que se hace referencia como escoceses-irlandeses remontan su ascendencia a Escocia y descienden de los presbiterianos protestantes que se originaron en las tierras bajas de Escocia, pero que emigraron a Irlanda desde 1609.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el 1700: comercio de tabaco
La inmigración escocesa a Estados Unidos en el 1700 fue emprendida por escoceses enojados luego de la derrota a manos de los ingleses en la batalla de Culloden de 1746. Los escoceses se establecieron en las 13 colonias, pero principalmente en Carolina del Sur y Virginia. Ya se habían establecido fuertes vínculos comerciales entre la ciudad de Glasgow en Escocia y el comercio de tabaco de Virginia, y muchos inmigrantes obtuvieron paso en los barcos comerciales.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el 1700: transporte
La inmigración escocesa a Estados Unidos en el 1700 aumentó cuando los británicos aprobaron la Ley de Transporte de 1717. Esta ley estableció un servicio de fianza de convictos como castigo por varios delitos en forma de transporte penal a las colonias británicas en América del Norte. Mendigos, pequeños ladrones y delincuentes fueron condenados a un servicio de fianza de 7 años en las colonias. Los delitos más graves, incluida la rebelión, fueron castigados con un servicio de fianza de 14 años en las colonias. Los escoceses convictos no tenían otra opción en este tipo de inmigración escocesa forzada a Estados Unidos, pero muchos preferían la opción al encarcelamiento o la ejecución.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el 1700: la guerra de independencia estadounidense
La inmigración escocesa a Estados Unidos continuó hasta el 1700, pero el conflicto comenzó a crecer entre Gran Bretaña y las colonias. Los inmigrantes estadounidenses exigieron los mismos derechos que los británicos creyendo que se estaban abusando de sus derechos y libertades en Estados Unidos. La Guerra de Independencia de Estados Unidos (1775-1783) estalló y la Declaración de Independencia se firmó el 4 de julio de 1776. El transporte de escoceses a Estados Unidos se detuvo en este punto: los británicos ya no tenían colonias en América del Norte. Los firmantes de la Declaración de Independencia incluyeron a varios escoceses como Aaron Burr, Alexander Hamilton, James Monroe, James Buchanan, John K. Polk y William Drummond.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el siglo XIX: lugares de origen
La inmigración escocesa a Estados Unidos surgió cuando los escoceses escaparon de la pobreza y la persecución de las ciudades de Glasgow, Edimburgo, Ayr e Inverness. Muchos emigraron de Lanarkshire, Renfrewshire, Argyll y East Lothian.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en el siglo XIX: leyes de inmigración de EE. UU. Y la isla Ellis
La inmigración escocesa a Estados Unidos no se había restringido, pero el pánico financiero de 1873 hizo que el nivel de desempleados se disparara. El gobierno de Estados Unidos respondió al llamado para frenar la inmigración. La inmigración fue restringida por la Ley de Inmigración de 1882 y se impuso un 'impuesto por cabeza' de 50 centavos a todos los inmigrantes que desembarcan en los puertos de Estados Unidos. La Ley de inmigración de 1891 regula la inspección y deportación de inmigrantes. El 1 de enero de 1892 se abrió el centro de inmigración de Ellis Island y los inmigrantes escoceses tuvieron que pasar la inspección en Ellis Island (1892-1954) antes de poder ingresar a los Estados Unidos. Se mostró preferencia por los "Inmigrantes Viejos" y pocos escoceses fueron rechazados.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en la década de 1900: leyes de inmigración de EE. UU.
La inmigración escocesa a Estados Unidos se desaceleró en la década de 1900. Hubo una reacción violenta masiva contra la inmigración y el gobierno se vio obligado a tomar medidas para restringir aún más la inmigración al aprobar la Ley de Inmigración de 1907. La Ley de Cuotas de Emergencia de 1921 utilizó un sistema de cuotas para restringir el número de inmigrantes de un país determinado. La Ley de Inmigración de 1924 restringió el número de inmigrantes de un país determinado al 2% del número de residentes de ese mismo país que viven en los EE. UU. El 87% de los permisos fueron para inmigrantes de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Alemania y Escandinavia.

Historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos en la década de 1900
La inmigración escocesa a Estados Unidos siguió cayendo en la década de 1900. Según la Encuesta del Censo Comunitario de EE. UU. De 2009, 6,85 millones de estadounidenses se identificaron como de ascendencia únicamente escocesa. Sin embargo, más de 25 millones de estadounidenses informaron tener ascendencia escocesa, ya sea solo o en combinación con otra nacionalidad.

Hoja informativa y cronología de la inmigración escocesa a Estados Unidos para niños
Los datos importantes sobre la historia de la inmigración escocesa a Estados Unidos y las leyes estadounidenses que afectaron a los inmigrantes de Escocia se encuentran en la siguiente hoja de datos y en la cronología de la historia.

Hoja de datos y cronología de la inmigración escocesa a Estados Unidos

Hecho 1 - 122 DC: Los romanos construyeron el Muro de Adriano como una barrera física entre los pictos en Escocia e Inglaterra.

Hecho 2 - 1292: el noble inglés llamado John Balliol es coronado rey de Escocia

Hecho 3 - 1298: El rebelde escocés William Wallace es derrotado en la Batalla de Falkirk.

Hecho 4-1314: Robert the Bruce derrota a los ingleses en la batalla de Bannockburn y obtiene la independencia de Escocia.

Hecho 5 - 1603: Los dos reinos de Escocia e Inglaterra se unen cuando Jacobo VI se convierte en rey

Hecho 6 - 1609: Presbiterianos de las tierras bajas de Escocia, emigran a Irlanda y se les conoce como escoceses-irlandeses.

Hecho 7 - 1688: la Casa de Stuart es depuesta, lo que resulta en una serie de rebeliones jacobitas.

Hecho 8 - 1707: Se aprueba el Acta de Unión y Escocia se une formalmente con Inglaterra para formar Gran Bretaña.

Hecho 9 - 1717: La Ley de Transporte resultó en el transporte de criminales escoceses a Estados Unidos.

Hecho 10-1745: Bonnie Prince Charlie intenta reclamar el trono británico pero es derrotado en la Batalla de Culloden.

Hecho 11-1775: Comienza la Guerra de Independencia de Estados Unidos

Hecho 12-1776: La Declaración de Independencia se firmó el 4 de julio de 1776.

Hecho 13-1783: el Congreso declaró oficialmente el fin de la Guerra Revolucionaria Estadounidense el 11 de abril de 1783

Hecho 14 - 1783: Se crearon los Estados Unidos de América y los inmigrantes escoceses se refirieron a sí mismos como estadounidenses.

Hecho 16 - 1892: Se abrió el centro de inmigración de Ellis Island, donde los inmigrantes de Europa, incluida Escocia, fueron sometidos a exámenes médicos y legales.

Hecho 17-1907: La Ley de inmigración de 1907 fue una serie de reformas que restringían el número de inmigrantes.

Hecho 18 - 1921: La Ley de Cuotas de Emergencia de 1921 y la Ley de Inmigración de 1924 utilizaron un sistema porcentual para restringir el número de inmigrantes de un país determinado.

La inmigración escocesa a Estados Unidos ha disminuido desde este momento

Hoja informativa y cronología de la inmigración escocesa a Estados Unidos para niños

Factores de empuje y tracción de la inmigración escocesa a Estados Unidos para niños
Para obtener ejemplos específicos y una lista de razones políticas, económicas, ambientales y sociales y factores de empuje y atracción de la inmigración escocesa a Estados Unidos, consulte:

Inmigración escocesa a Estados Unidos para niños
Este artículo contiene una breve descripción de la inmigración escocesa a Estados Unidos desde los primeros inmigrantes hasta los años 1800 y 1900. Se han destacado importantes acontecimientos históricos que tuvieron un impacto significativo en la inmigración escocesa a Estados Unidos. Una breve descripción del efecto de los primeros inmigrantes de Escocia. Nuestro artículo sobre la inmigración escocesa a Estados Unidos también describe temas como los montañeses y los habitantes de las tierras bajas, los presbiterianos, el centro de inmigración escocés-irlandés y de Ellis Island. Un recurso educativo útil para niños sobre el tema de la inmigración escocesa a Estados Unidos.

Inmigración escocesa a Estados Unidos para niños, escuelas y tareas

Inmigración de Escocia a Estados Unidos - Primeros migrantes - Escocia - Temprana - Hechos - Cronología de inmigración de Escocia - Inmigración de Escocia a los Estados Unidos de 1800 - Inmigración de Escocia a los Estados Unidos de 1900 - Descripción general - Flujo de migración - Cronología - Historia de la inmigración de Escocia - Estadísticas de inmigración - Estadísticas de inmigración - Inmigración - Escocés Inmigración - Emigración escocés-irlandesa - Migrantes - Inmigrantes - Historia de inmigración - EE. UU. - EE. UU. - Estadísticas - América - Fechas - Cronología - Inmigración de los Estados Unidos - Inmigración de Escocia a los años 1800 de los EE. UU. - Inmigración de Escocia a los EE. UU. 1700 - Niños - Niños - Escuelas - Historia - Cronología - Tareas - Escocia - Maestros - Educación - Inmigración escocesa a Estados Unidos


Noticias en la América Colonial

Los colonos ingleses de América del Norte en el siglo XVII formaban parte de una de las primeras redes modernas de comunicación global y, sin embargo, al mismo tiempo, estaban dolorosamente aislados. Un flujo constante de informes esperanzadores del Nuevo Mundo que habían estado circulando en Europa durante más de cien años en forma de cartas, mapas y mapas de los exploradores los alentó a arriesgar el viaje oceánico de cinco mil kilómetros a través del Atlántico Norte. cuentas de viajes. Pero una vez que estuvieron allí en los primeros asentamientos ingleses en Jamestown, Plymouth y Massachusetts Bay, con frecuencia se les aisló de las redes de noticias que habían conocido anteriormente: libros, folletos, periódicos, cartas y comunicación cara a cara con la familia. y amigos. Anhelaban noticias de casa, especialmente durante las décadas de luchas civiles empapadas de noticias en Inglaterra a partir de la década de 1640. Trabajaron para mantener y mejorar el flujo transatlántico de información y noticias desde Inglaterra y Europa a América.

Los colonos ingleses del siglo XVII también comenzaron a construir sus propios sistemas de noticias en sus asentamientos en América del Norte. Este proceso tomó tiempo y se desarrolló de diferentes maneras y a diferentes velocidades en las distintas colonias. En Massachusetts, el asentamiento tomó la forma de la ciudad, una institución política, económica y eclesiástica que fomentaba la comunicación cara a cara a través de reuniones en la ciudad, servicios religiosos, la vida en la calle y el puerto y, a principios del siglo XVIII, tabernas y cafés. casas. La interacción social fue diferente en Virginia, ya que los asentamientos se extendieron a lo largo de los ríos de marea, no en las ciudades, sino en plantaciones muy separadas. Pero Virginia también desarrolló lugares de reunión para compartir noticias, como iglesias y juzgados del condado.

Por lo tanto, a excepción del flujo de publicaciones del extranjero, las primeras redes de noticias de las colonias inglesas no incluían medios impresos. Pero gradualmente durante la era colonial, la imprenta se convirtió en una parte importante de las redes de noticias locales e intercoloniales, especialmente en Nueva Inglaterra.


Convictos británicos en colonias americanas

Los británicos se destacaron por transportar prisioneros fuera de Inglaterra para trabajar en sus numerosas colonias. De 1615 a 1870, más de 200.000 criminales fueron indultados condicionalmente, exiliados y trasladados a colonias penales. Antes de 1775, más de 50.000 prisioneros fueron enviados a Estados Unidos, principalmente a Virginia y Maryland. Con la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, luego de 1788 a 1869, más de 160.000 prisioneros fueron enviados a la colonia británica de Australia.

Lo que la mayoría de los estadounidenses no se dan cuenta es que desde 1718 hasta 1775 floreció el transporte de convictos a las colonias estadounidenses. Algunas estimaciones afirman que casi el 10 por ciento de los migrantes a Estados Unidos durante este tiempo fueron convictos británicos. Esto significa que, si tuvo antepasados ​​en las colonias estadounidenses durante ese tiempo, es posible que hayan venido como convictos no deseados, en contra de la voluntad.

Lo que hicieron los británicos fue desterrar a un convicto a Estados Unidos por un período de siete o catorce años, después de lo cual, teóricamente, el convicto podría regresar a Gran Bretaña. Sin embargo, escapar en un barco para regresar temprano a Inglaterra se castigaba con la muerte. Esta no fue solo una oración para hombres. Algunas convictas también fueron transportadas a las colonias estadounidenses, por delitos como ser "lascivas" y "caminar por las calles después de las diez de la noche".

Volviendo a principios del siglo XVII, se habían enviado convictos a Estados Unidos. En 1670, las autoridades de Virginia aprobaron una ley que prohibía el envío de convictos al área. Ese acto fue anulado por King. A principios de la década de 1700, los convictos británicos eran enviados en masa, y los estadounidenses libres no estaban muy contentos con eso. De hecho, incluso antes de que la Ley de Transporte de 1718 realmente abriera las puertas para el vertido británico de indeseables en Estados Unidos, algunas colonias intentaron aprobar leyes que prohibieran la práctica.

Muchos de los enviados a las colonias americanas fueron puestos a trabajar haciendo trabajos manuales. O en tiempos de batallas & # 8211 Guerra franco-india, sirvieron como soldados. Los delincuentes podrían haber sido condenados por cualquier tipo de delito, incluidos los deudores. Los que habían asesinado fueron colgados en Inglaterra y no enviados.

Cerca de 20.000 convictos fueron enviados a Virginia y se establecieron a lo largo de los ríos Potomac y Rappahannock. Saber dónde se originaron muchos puede ayudar en la investigación de su propia familia. Un recordatorio de que eran convictos, no sirvientes contratados que trabajaban a cambio de su pasaje a Estados Unidos. Los sirvientes contratados decidieron venir, los convictos no.

Otro problema con esta práctica fue que alrededor de 5.000 convictos pueden haber muerto en el camino a Estados Unidos, muchos de ellos de viruela y tifus. Un barco que navegaba de Inglaterra e Irlanda a Filadelfia en 1729 perdió a 100 de sus 190 pasajeros y tripulación por inanición.

La colonia de Georgia se inició originalmente como una colonia de deudores. Los ingleses al ver las otras colonias de Virginia y Maryland estaban molestos con los convictos enviados a su tierra si James Edward Oglethorpe estableciera una colonia de este tipo en Georgia (llamada así por el rey Jorge II) el 1 de febrero de 1732. Solo consiguió unos 50.000 convictos. Mismo propósito, que los ingleses vacíen sus cárceles de pequeños delincuentes y deudores con la esperanza de que nunca regresen a sus costas. Era un plan lucrativo, ya que fueron vendidos a los propietarios de las plantaciones como sirvientes contratados y también les trajo un alivio económico ya que no tenían que alimentarlos ni alojarlos en las cárceles inglesas.

Aquí hay una muestra de convictos enviados & # 8216transported fue el término & # 8217 a las Américas y por qué delito:

Había Anthony Carnes, condenado por robar bienes valorados en cuarenta chelines Timothy Featherstonehaugh Scutt, condenado por llevarse dos cartas de la oficina de correos Henry Porte, encarcelado por tomar diez peniques en bienes y Edward Coleman, que había arrancado una tubería de plomo de una casa perteneciente a la Compañía de las Indias Orientales, William Gritton enviado a la colonia de Virginia por el robo de una camisa por valor de 3 chelines en 1749 y James Wingfield, convicto en 1746 de Norfolk, Inglaterra, sentenciado a 14 años por robar una yegua.

Para algunos convictos como Philip Gibson condenado a muerte por un robo en la calle el 18 de septiembre de 1751, no aceptó la oferta de 14 años de sentencia en Estados Unidos, pero declaró que prefería que lo colgaran. Sintió que esa vida en Estados Unidos era vivir en & # 8216No Man & # 8217s Land & # 8217. La corte inglesa discutió con él y en octubre aceptó el traslado a Estados Unidos.

Muchos de los que llegaban iban mal vestidos, a menudo parecían demacrados y enfermos, con expresiones hoscas o despectivas, la mayoría de los transportes eran hombres jóvenes, aunque hasta una quinta parte eran mujeres, casi todos habían sido condenados por pequeños robos. Muy pocos eran criminales profesionales de los bajos fondos de Londres o personas importantes.

Lo extraño fue un escrito de Thomas Jefferson en 1786, donde insistía en que incluso si se hubieran enviado criminales británicos, debían haber sido pocos en número. Sin embargo, de hecho existieron a principios de la colonia y hasta la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

Fotos: Convictos encadenados que abandonan Inglaterra y condenados trabajadores en los campos de tabaco de la colonial Virginia.


Pesca en agua salada

La pesca colonial en agua salada se realizaba en las bahías y en las desembocaduras de los ríos que desembocaban en el Océano Atlántico. En la actualidad, Cape Cod, Massachusetts, ofrece fácil acceso y uno de los lugares más productivos para la captura de especies de agua salada como la lubina rayada y la lubina, la platija, el atún rojo, el trematodo, el tautog y la caballa. Dirígete a Cape Cod National Seashore para pescar desde un bote, los muelles o en la costa.

La bahía de Narragansett en Rhode Island es otro lugar favorito para la pesca en el océano. Dirígete al Colt State Park de 464 acres en Bristol y lanza una línea desde cualquier lugar a lo largo del lado oeste del parque para atrapar lubinas rayadas y platijas. El parque incluye una rampa y un muelle para botar un bote.


¿Cuánto tiempo tomaría viajar desde Inglaterra a las colonias a principios del siglo XVIII? - Historia


Casa con techo de paja en Jamestown
Foto de Ducksters

El tipo de viviendas construidas durante la época colonial variaba mucho según los recursos locales, la región y la riqueza de la familia.

Las casas construidas por los primeros colonos ingleses en América eran pequeñas casas de una sola habitación. Muchas de estas casas eran casas de "barro y barro". Tenían marcos de madera que se rellenaban con palos. A continuación, se rellenaron los agujeros con un "embadurnamiento" pegajoso hecho de arcilla, barro y hierba. El techo era generalmente un techo de paja hecho de hierbas locales secas. Los suelos eran a menudo de tierra y las ventanas estaban cubiertas de papel.

Dentro de la casa de una habitación había una chimenea que se usaba para cocinar y para mantener la casa caliente durante el invierno. Los primeros pobladores no tenían muchos muebles. Es posible que tuvieran un banco para sentarse, una mesa pequeña y algunos cofres donde almacenaban artículos como ropa. La cama típica era un colchón de paja en el suelo.

A medida que las colonias crecieron, los ricos terratenientes del sur construyeron grandes granjas llamadas plantaciones. Las casas en las plantaciones también crecieron en tamaño. Tenían muchas habitaciones, incluida una sala de estar y un comedor separados. También tenían ventanas de vidrio, varias chimeneas y muchos muebles. Muchas de estas casas fueron construidas con un estilo que reflejaba la arquitectura de la tierra natal del propietario. Se construyeron estilos coloniales alemán, holandés, español e inglés en diferentes regiones de las colonias.


Dentro de una casa temprana
Foto de Ducksters

Las casas de la ciudad eran típicamente más pequeñas que las casas de las plantaciones. Al igual que los hogares de la ciudad hoy en día, a menudo no tenían espacio para un gran jardín. Sin embargo, muchas casas de la ciudad eran muy bonitas. Tenían pisos de madera cubiertos con alfombras y paredes con paneles. Tenían muchos muebles bien construidos que incluían sillas, sofás y camas grandes con colchones de plumas. A menudo tenían dos o tres pisos de altura.

Un estilo popular en la década de 1700 fue el hogar colonial georgiano. Este estilo lleva el nombre del rey Jorge III de Inglaterra y no de la colonia de Georgia. Se construyeron casas coloniales georgianas en todas las colonias. They were rectangle shaped homes that were symmetrical. They typically had windows across the front that were aligned both vertically and horizontally. They either had one large chimney in the center of the house or two chimneys, one on each end. Many Georgian Colonials were built with brick and had white wooden trim.

Although most people lived in small one or two room homes during colonial times, the wealthy and powerful were able to live in large mansions. One example of this is the Governor's Palace at Williamsburg, Virginia. It was home to the governor of Virginia for most of the 1700s. The mansion had three stories with around 10,000 square feet. The governor had around 25 servants and slaves to help keep the house in order. A reconstruction of this impressive home can be visited today at Colonial Williamsburg.


Arriving to Stamford

The next stop is Stamford, where The George Hotel has been serving travelers for about 1,000 years - although most of the visible building is 18th-century. The garden dates to the Middle Ages when it was used by the hospital for the Knights of St. John of Jerusalem. In its heyday, The George was one of the busiest inns in England. To either side of the main door are two other doors, marked “London” and “York,” remnants of the two waiting rooms from the coaching days.


Daily Life of the American Colonies: The Role of the Tavern in Society

I’m no stranger to taverns, and if I lived in the days of colonial America, it’s a safe bet I’d be found in one of the colonial inns that still dot the east coast. In fact, you still can when I have a chance.

In the century or so leading up to the Revolution, colonial taverns and inns were an essential part of the community. Horses need frequent rests, and travel by coach and horseback were far from comfortable. In Massachusetts on the roads leading to Boston, taverns and inns were spaced about every eight miles, which worked out to a reasonable journey in the winter cold before a person needed to warm up, inside and out.

In the cities and some rural areas, taverns were much more plentiful, sometimes scandalously so. The difference between a colonial era tavern and an inn is that the inn offered accommodation, the tavern only food and drink. In the earliest days of the colonies, the term was Ordinary, which stuck around longer in the south. By the end of the 17th century, the word tavern was displacing ordinary along the eastern seaboard.

In the beginning, the Puritans of New England tried their best to regulate taverns and people’s behavior inside them, a practice common throughout the colonies. County officials supervised their operation, and recognizing the vital role they played in society, even seeking out suitable innkeepers. A common practice was to offer licenses to widows, in part to keep them off the county dole, as a woman in those days without means nor husband often relied on social welfare to survive.

The Pink House, c. 1685, 17 Chalmers Street. Charleston, Carolina del Sur

Drunkenness was discouraged, and both the inebriant and tavern keeper could be prosecuted. What liquors and what food could be served was decreed by county or city regulation, and getting hammered on Sundays was strongly discouraged.

But the community’s insistence on having a colonial era tavern close by churches made monitoring that doubly difficult. It was common practice to spend all day Sundays in church, with a break around noon for lunch and to warm up, as in winter, churches were seldom heated. Perhaps in nicer weather, the church picnic so often depicted as the staple of community life might have taken place. But in winter or rain, you could likely find much of the congregation in the tavern.

The colonial era taverns and inns were also the only restaurants around in rural areas. Stagecoach fare often included lunch, which was provided at the inns. Taverns and inns also provided a place to relax when journeys were delayed. Food ranged from quite good and varied to horrid and no variety.

Breakfast was a big meal – eggs, fish, steak, sausages, bacon, bread, coffee and of course, tea. Lunch followed around two or three in the afternoon, and dinner or supper was served around seven.

Menus concentrated on hearty fare, particularly at breakfast and dinner. Chicken was good as chickens were plentiful, in part due to the quick time from hatching to lobbing off their heads and serving. Pork was common as well, in part as it was easy to preserve and one could store it for some time. Potted meats were a popular item. Potting, for those of you not in the know, requires boiling or baking a chunk of meat till tender, than pounding it into a paste with a wooden hammer, mixing in spices and fat. The resulting paste was then stored in earthenware jars, sealed with melted butter or fat poured on top. The term for potting fish was caveaching, This required frying the fish in oil, pickled in vinegar and sealed with a layer of oil. Both meats and fish could be stored for quite a while, particularly in cooler weather, than spread on bread for sandwiches. Sandwiches in fact, were America’s first fast food, easy to take along on journeys and you could eat them in a coach.

Hartwell Tavern c. 1732-1733. Battle Road, Minute Man National Park, Lexington and Concord, Middlesex County, Massachusetts

The taverns also gave us our current cup and spoon measuring system. Europeans favored scales, but Americans, even then, always eager to get back to work and therefore in a hurry, demanded faster service. So the innkeepers resorted to measuring with cups and spoons, which was much quicker than scales.

Mincemeat pies, which are quite similar were in fact the fast food of the middle ages. Wrapped in dough, they were cooked then stored, and could be reheated when needed. Among the upper crust of society, the crust wasn’t eaten. But the poor couldn’t afford to be choosy.

And of course there were puddings, always a favorite among Brits all around the empire. In the colonies, it was difficult to grow wheat and oats, so the grain of choice was corn, which it turns out makes a tasty pudding. Puddings were filling and quick to cook, hence the reference to “hasty pudding” in the song, Yankee Doodle. Corn meal also made up the essential ingredient to johnny cake, a bread similar to a pancake, which could be eaten hot or taken with you on your journey.

With each meal you got alcohol. A colonial era tavern’s reputation could rise and fall on the quality of its ale. Ales were usually locally brewed, often by the innkeeper himself. Hard cider was also extremely popular. The dirty little secret we’re not told in school about Johnny Appleseed was that he wasn’t planting apple trees to have apples to eat, but for cider to drink. Which had as much to do with practicality as inebriation. You couldn’t keep an apple crop through the winter, but you could keep a barrel of cider. Also, cider could be transported long distances and sold, so it was a commercial enterprise as well.

Great Room, Bullard Tavern. Old Sturbridge Village, Worcester County, Massachusetts

Hard liquor was common as well among the English colonists, though Germans preferred beer and had somewhat less drunkenness than the Brits. Rum was cheap and a perennial favorite. The typical colonist in 1770 slurped down almost four gallons of hard liquor each year. Water was often foul, infected and generally suspect, so they chased all the hard liquor with gallons of beer, cider and wine.

One might wonder why the typical colonist wasn’t an obese drunkard, but you have to consider the hard lives they led, and the amount of calories burned off in a day. A typical colonist might take in 6,000 calories in alcoholic beverages alone daily, but obesity was fairly rare, which gives you an idea of the number of calories they must have been burning off. Today, the generally accepted caloric intake is put around 2,000.

The hard stuff was typically purchased from distillers, as the only hard liquor made on the premises was applejack, made by letting hard cider freeze, which then separated into ice and whiskey.

But the main reason for the importance of the colonial era tavern was as a social hub. Issues of the day were discussed and hammered out here, in fact, often in official settings. The City Tavern in Philadelphia, was the site of the first continental congress. The Virginia legislature met in the taverns of Williamsburg. And the initial investigations of the Salem Witch trials were supposed to be held at Ingersoll’s ordinary, though it was in the end was too small for the crowds.

To the common man, the tavern was where you learned the current prices for your cash crops. It was where you could find a newspaper, often read aloud for those who couldn’t read. It’s where local issues were debated and local governments met. The colonial era tavern was the link to the outer world for those in rural areas, and a place where you could meet your neighbors for conversation, games and diversion.

Entertainment included gambling on horse racing, cockfights as well as cards. Actually the colonists were known to gamble on almost anything, including guessing the weight of pigs, a practice eventually outlawed on Long Island as it led to too many fights. The tavern also served as courthouse, where you learned of new business opportunities and worked out trades with your neighbors.

The tavern also served as post office. Originally the practice was to put your posts on a table, which travelers would then take along the route with them. It was commonly accepted that the travelers had the right to read your mail, providing a bit of entertainment along the way. Mail arrived in the community in the same way that it left, eventually becoming more organized and efficient.

In addition, recruitment and deployment of the militia took place in the taverns. Prior to the battle of Lexington, the militia organized and fortified themselves at Buckman’s tavern, before marching out onto the Lexington Green and into the history books.

Munroe Tavern, c. 1695. Lexington, Middlesex County, Massachusetts.

Inns provided a place to stay as well as eat and drink, though typically accommodations were concerned with quantity and not quality. Only the very rich could afford a private room, even if one was available, and it wasn’t uncommon to share a bed with another man whom you didn’t know. You could also expect to pay more for clean linens than dirty. In the backwoods, you might very well find yourself sleeping on the floor, accompanied by rats and mice.

But there were also finer establishments as well. Oysters, veal, beef and finer food was served, rooms had fireplaces in winter, and if you were concerned about the sheets, as gentlemen often were, you could bring your own.

At one time, almost three-quarters of the taverns and inns in New England were ran by women. Women however weren’t allowed to drink with the men, or even be in the bar area in most cases. The nicer taverns and inns had special parlors for women, but for the most part, colonial era taverns were for men. In fact, taverns were often partitioned into rooms for eating versus rooms for drinking. Some ingenious rolling doors still exist which allowed the bar to be blocked off when courts were in session, or when men were transacting civil business.

White men I might add, as black and indians weren’t allowed in most cases to drink or eat in the public areas. Of course there were exceptions, and in some you’d find yourself in the exceptional situation of socializing with people of all walks of life. Alexander Hamilton was a fan of public houses for this very reason. The common citizen of the colonial era was typically uneducated, both in the niceties of civilized life and in politics. As such, there was certainly an aristocracy in the colonies, even if it was only recognized by those who were members of it.

Eventually the American colonists tired of aristocracies, and threw off that system of governance and created a new one. And the idea for that no doubt, was first discussed in tavern over drinks.

Waitress at Christiana Campbell’s Tavern. Colonial Williamsburg, Williamsburg, Virginia

You might find these interesting

We don't give a lot of thought to our silverware, a part of our daily&hellip

Old Bethpage Village Restoration, Old Bethpage, Nassau County, Long Island, New York Modern technology sounds&hellip

Philipsburg Manor, Sleepy Hollow, North Tarrytown, Westchester County, New York William Atterbury, my namesake was&hellip

Some things we took for granted, and among them was drying clothes on a clothes&hellip

Nineteenth Century Daily Life: Male Interpreter Working In Interior of Cooper Shop, Fixing A Barrel.&hellip


Ver el vídeo: 23- Inglaterra en los Siglos XVII y XVIII (Febrero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos