Nuevo

La galleta Girl Scout: una deliciosa tradición

La galleta Girl Scout: una deliciosa tradición


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Este mes, los 2,3 millones de Girl Scouts en los Estados Unidos comenzarán a recibir pedidos de unos 200 millones de cajas de Thin Mints, Tagalongs y más a medida que lanzan su venta anual de galletas Girl Scout. Una fuente considerable de financiación para las actividades de la tropa, las ventas también son una importante oportunidad de aprendizaje en el espíritu de la organización Girl Scout, ayudando a las niñas a desarrollar valiosas habilidades comerciales y de marketing.

El 12 de marzo de 1912, Juliette Gordon Low reunió a 18 niñas en Savannah, Georgia, para la primera reunión de las Girl Scouts. Low, que siempre había practicado deportes y se había interesado por las artes desde niña, quería alentar a las niñas a salir de casa y estar activas para promover el desarrollo físico y mental. Girl Scouts despegó y pronto se extendió por todo Estados Unidos, con tropas locales participando en proyectos de servicio para financiar sus actividades. En 1917, las Girl Scouts de Muskogee, Oklahoma, también conocidas como Mistletoe Troop, decidieron vender galletas en la cafetería de una escuela secundaria local para recaudar dinero para su club, lanzando extraoficialmente la tradición de la venta de galletas Girl Scouts.

En julio de 1922, la directora local de Girl Scouts de Chicago, Florence E. Neil, escribió un artículo para la revista nacional de la organización, The American Girl, en el que incluía una receta de galletas rentable para que las niñas las usaran en sus ventas de productos horneados. Los ingredientes de la receta costarían entre 26 y 36 centavos y producirían hasta siete docenas de galletas; las galletas podrían venderse por 25 a 30 centavos la docena. Gradualmente, estas ventas de galletas evolucionaron de niñas horneando en sus cocinas en casa a una enorme empresa comercial. La organización otorgó la licencia a su primer panadero comercial en 1936 para acomodar la venta nacional de galletas Girl Scout. A fines de la década de 1940, las Girl Scouts empleaban a casi 30 panaderos comerciales para sus ventas de galletas, y para 1951 ofrecían tres opciones sabrosas: Sándwich de mantequilla de maní (Do-si-dos), Shortbread (Trefoils) y Chocolate Mints, ahora llamado Thin Mints.

Hoy en día, la producción de galletas Girl Scout está a cargo de solo dos panaderos, ABC Bakers y Little Brownie Bakers, para mantener la coherencia. Cada panadero produce ocho variedades de galletas. La selección varía cada año; por ejemplo, en 2012 introdujeron "Savannah Smiles" para honrar el centenario de la primera reunión de Girl Scouts de Low, pero siempre son obligatorias, pero hornean los tres sabores originales. Aunque las galletas en sí son las mismas en todo el país, sus nombres, con la excepción de Thin Mints, varían según la panadería de la que provengan. Entonces, si está buscando un sabroso manjar cubierto de coco y su tropa local obtiene sus galletas de Little Brownie Bakers, comerá un bocadillo en Samoa, pero si piden sus bocadillos en ABC Bakers, disfrutará de un Caramelo deLite. Aunque sus nombres pueden cambiar, siguen representando el mismo trabajo duro y la misma tradición que los jóvenes exploradores emprendedores han disfrutado durante casi un siglo.

RECETA PARA LA GALLETA ORIGINAL GIRL SCOUT

1 taza de mantequilla
1 taza de azucar
Azúcar adicional para cubrir (opcional)
2 huevos
2 cucharadas de leche
1 cucharadita de vainilla
2 tazas de harina
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de polvo de hornear

Batir la mantequilla y la taza de azúcar; agregue los huevos bien batidos, luego la leche, la vainilla, la harina, la sal y el polvo de hornear. Refrigere por al menos 1 hora. Enrolle la masa, córtela en forma de trébol y espolvoree azúcar encima, si lo desea.

Hornee a 375 ° durante aproximadamente 8 a 10 minutos o hasta que los bordes comiencen a dorarse. Hace de seis a siete docenas de galletas.

Cortesía de Girl Scouts


Las galletas Girl Scout tienen una larga y deliciosa historia

Las galletas Girl Scout han existido por más de 90 años. ¡Ha sido un viaje bastante salvaje y delicioso!

Las primeras galletas de Girl Scouts eran caseras

Girl Scout Cookies comenzó en las cocinas de los miembros de las Girl Scouts con madres voluntarias como asesoras técnicas. La venta de galletas como una forma de recaudar dinero para las actividades de las tropas comenzó ya en 1917, al borde de la Primera Guerra Mundial y solo cinco años después de que Juliette Gordon Low creara las Girl Scouts.

Sintiendo algo bueno, en 1922 la revista oficial de Girl Scouts, American Girl, incluyó una receta de galletas que se entregó a las 2,000 Girl Scouts del consejo. Puso el costo de los ingredientes para seis a siete docenas de galletas en 26 a 36 centavos. Luego, las tropas podrían vender las galletas a 25 o 30 centavos la docena para recaudar dinero.

Durante las décadas de 1920 y 1930, las galletas Girl Scout continuaron haciéndose en los hogares. Estas galletas se empaquetaban en bolsas de papel encerado, se sellaban con una etiqueta adhesiva y se vendían puerta a puerta por 25 a 35 centavos la docena.

Del sitio web de Girl Scouts, aquí hay una de esas primeras recetas:

UNA RECETA DE GALLETAS DE PRINCIPIANTES GIRL SCOUT

  • 1 taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar más una cantidad adicional para cubrir (opcional)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  1. Crema de mantequilla y la taza de azúcar
  2. Agregue los huevos bien batidos, luego la leche, la vainilla, la harina, la sal y el polvo de hornear.
  3. Refrigere por al menos 1 hora.
  4. Enrolle la masa, córtela en forma de trébol.
  5. Espolvoree azúcar encima, si lo desea.
  6. Hornee en un horno rápido (375 ° C) durante aproximadamente 8 a 10 minutos o hasta que los bordes comiencen a dorarse.

En 1933, las Girl Scouts de Filadelfia hornearon galletas y las vendieron en las ventanas de las compañías de gas y electricidad de la ciudad. Esto resultó tan exitoso que en 1934 Greater Philadelphia se convirtió en el primer consejo en vender galletas horneadas comercialmente.

En 1935, la Federación de Girl Scouts del Gran Nueva York hizo lo mismo. Al comprar su propio dado en forma de trébol, el grupo usó las palabras Girl Scout Cookies en la caja.

En 1936, la organización nacional de Girl Scouts comenzó a otorgar licencias a los primeros panaderos comerciales para producir galletas que serían vendidas por las niñas en los consejos de Girl Scouts. El amor por las Girl Scout Cookies pronto se extendió por todo el país.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el azúcar, la harina y la mantequilla escaseaban, las Girl Scouts vendían calendarios para recaudar fondos para sus actividades.

Después de la guerra, los exploradores volvieron a las amadas galletas y para 1948 un total de 29 panaderos en todo el país estaban horneando las galletas Girl Scout. En este momento venían en solo tres variedades: Sandwich, Shortbread y las populares Chocolate Mints (ahora conocidas como Thin Mints). Los años 50 y 60 trajeron el suburbio y los centros comerciales dando a las chicas un nuevo lugar para vender sus galletas.

Los baby boomers aumentaron la membresía de Girl Scouts en la década de 1960, así como las ventas de galletas. En 1960, los panaderos comenzaron a envolver las cajas de galletas Girl Scout en papel de aluminio impreso o celofán para proteger las galletas y preservar su frescura y en 1966 se agregaron las galletas Sándwich de mantequilla de maní.

Las galletas Girl Scout siguen siendo deliciosas hoy

En el otoño de 2000 se introdujeron nuevos diseños de cajas que muestran a las niñas divirtiéndose y creciendo fuertes. Cada panadero elabora un máximo de ocho variedades, incluidas tres obligatorias (Thin Mint, Peanut Butter Sandwich y Shortbread).

Cuando vea a las chicas afuera de un supermercado, en el centro comercial o en la puerta de su casa, compre una caja o tres. Apoya una buena causa y mantiene una tradición orgullosa y deliciosa.


Piense fuera de la caja de galletas

Lo que hay dentro de la caja es súper sabroso, pero son las experiencias increíbles las que suceden fuera de la caja de galletas que hacen que Girl Scout Cookies ® sea muy especial.

Cuando realiza una compra de Girl Scout Cookie, está ayudando a la próxima generación de jóvenes emprendedoras a tener una idea importante de lo que se necesita para tener éxito: trabajo en equipo, planificación y una perspectiva positiva (y eso es solo el comienzo).

Debido a que las ganancias de su compra se mantienen locales, usted ayuda a los increíbles emprendedores que venden Girl Scout Cookies en su comunidad a generar nuevas experiencias para ellos y su tropa.

Cuando apoyas su éxito a través del Girl Scout Cookie Program®, estás reduciendo la brecha empresarial entre mujeres y hombres al fomentar ese espíritu emprendedor desde el principio y equiparla con la confianza y el conocimiento para soñar en grande y hacerlo más grande.

¡Su compra de galletas es una inversión en los líderes empresariales del mañana que cambiarán el mundo!

Encuentra cookies ahora

¿Listo para las galletas? Hay varias formas de satisfacer su antojo de galletas Girl Scout.

    Encuentra un puesto de galletas. Busque una venta de galletas Girl Scout en su comunidad a través de la opción "¡Buscar cookies!" enlace en esta página. ¡Entonces dirígete a las deliciosas golosinas!

¿Tiene una gran historia de galletas de Girl Scouts para compartir?

Tener un padre o líder de tropa envíalo hoy para tener la oportunidad de ver su historia en nuestra galería & quot; Piense fuera de la caja de las galletas & quot, en el Blog de Girl Scouts, Facebook, Twitter, Instagram, ¡y más!


Contenido

  • El establecimiento de metas
  • Toma de decisiones
  • Administración del dinero
  • Habilidades de las personas
  • Ética de negocios

Las primeras ventas de galletas conocidas por una unidad individual de Girl Scouts fueron por Mistletoe Troop en Muskogee, Oklahoma, en diciembre de 1917 en su escuela secundaria local. [19] En 1922, la revista Girl Scout La chica americana sugirió la venta de galletas para recaudar fondos y proporcionó una receta simple de galletas de azúcar de un director regional de las Girl Scouts of Chicago. [20] En 1933, Girl Scouts en Filadelfia organizó la primera venta comercial, vendiendo galletas caseras en las ventanas de la Compañía de Gas y Electricidad de Filadelfia (PGE). De 1933 a 1935, las ventas organizadas de galletas aumentaron, y las tropas en Filadelfia y la ciudad de Nueva York utilizaron el modelo de venta de galletas para desarrollar las habilidades de marketing y ventas de sus tropas locales. [21] En 1936, Girl Scouts of the USA comenzó a otorgar licencias a los panaderos comerciales para producir galletas, con el fin de aumentar la disponibilidad y reducir el tiempo de entrega, comenzando con Keebler-Weyl Bakery. [22] Southern Biscuit Company y Burry Biscuit, [23] [24] ambas adquiridas posteriormente por la división Interbake Foods de George Weston Limited, se agregaron en 1937. Ciento veinticinco tropas lanzaron ventas de galletas ese primer año. [25]

Durante la Segunda Guerra Mundial, las Girl Scouts vendieron calendarios [26] además de galletas, debido a la escasez de harina, azúcar y mantequilla. En 1943 había 48 galletas por caja. En 1943, las Girl Scouts también recolectaron grasa en latas para ayudar al esfuerzo de guerra y vendieron bonos de guerra sin ganancias. [27] [28] [29] [30] [31] En la década de 1950, se agregaron tres recetas de galletas más: "Shortbreads" / "Scot-Teas", "Savannahs" (hoy llamado "Sándwich de mantequilla de maní") y "Thin Mints". En 1956 se vendían seis tipos de galletas en todo el país. Se produjeron mayores ventas de galletas debido a que la generación Baby Boomer ingresó a las Girl Scouts en la década de 1960. "Samoas" se agregaron en la década de 1970. En 1978, el Consejo Nacional redujo el número de panaderías que ofrecían galletas a cuatro y estandarizó el empaque y el precio de las galletas. [22] [25]

En la década de 1990, el Consejo Nacional limitó las panaderías que proporcionaban galletas a ABC Bakers (una división de Interbake Foods) y Little Brownie Bakers (una división de Keebler Company). [22] En 1998, se instituyeron premios a la venta de galletas. [25] Las Girl Scouts se movieron para eliminar las grasas trans de sus galletas en 2005 y comenzaron a proporcionar información nutricional en la caja de galletas. En 2009, se redujo la cantidad de Thin Mints, Do-si-dos y Tagalongs en cada caja y Lemon Chalet Cremes se redujo debido al aumento de los costos de los ingredientes y el transporte. [32] En enero de 2015, Girl Scouts comenzó a ofrecer a los clientes la posibilidad de comprar cookies mediante un portal en línea a través de una aplicación móvil llamada "Digital Cookie". La aplicación solo puede ser utilizada por las propias Girl Scouts con la supervisión de los padres, y las Girl Scouts pueden compartir un enlace individual a su negocio de cookies en línea solo con amigos y familiares. [33] [34]

Cada consejo regional de Girl Scouts decide qué empresa de panadería con licencia utilizar para la venta de galletas en ese consejo, determinando así qué variedades están disponibles en el área cubierta por el consejo. [11] [35]

Las Girl Scouts venden galletas a familiares, amigos, vecinos y otras personas en su pueblo o ciudad. Algunos ayuntamientos ofrecen la opción a los clientes de patrocinar cajas de galletas enviadas a hombres y mujeres militares de EE. UU. [36] La organización Girl Scout pide que los miembros se adhieran a estrictas pautas de seguridad, incluida la venta de galletas. Por ejemplo, las Girl Scouts, según su edad, deben estar acompañadas o supervisadas por un adulto cuando vendan galletas Girl Scout y siempre deben usar el sistema de amigos. [37] A partir de 2015, Girl Scouts también puede vender cookies en línea a través de la aplicación móvil Digital Cookie. [25] Cada consejo de Girl Scouts decide qué empresa de panadería con licencia utilizar para la venta de galletas en ese consejo, determinando así qué variedades están disponibles en el área cubierta por el consejo. [11] [35] Cada uno de los consejos de Girl Scouts establece su propio precio en función de sus necesidades y conocimiento del mercado local. [38]

Como incentivo para vender, a las Girl Scouts se les ofrecen reconocimientos y recompensas, como peluches, baratijas, cupones o créditos para campamentos, actividades o uniformes de Girl Scouts. Estos reconocimientos y recompensas varían de un concilio de Girl Scouts a otro. Las recompensas suelen ser acumulativas, por lo que una chica que gana la recompensa por vender 50 cajas de galletas también obtendrá los artículos de 25 y 20 cajas. En algunos consejos, las niñas pueden optar por ganar más dinero para su tropa en lugar de reconocimientos si están trabajando para lograr una meta de la tropa, como un viaje u otra actividad costosa. Este tipo de recaudación de fondos tiene como objetivo enseñar a las Girl Scouts habilidades empresariales valiosas como planificación, trabajo en equipo, conocimientos financieros, organización, comunicación y establecimiento de metas. [11]

Además, existen distintivos de premios para las ventas, que incluyen Count It Up, Talk It Up, Meet My Clientes, Give Back, Cookie CEO, Customer Insights, Think Big, Business Plan, Marketing, My Portfolio, P & ampL, Customer Loyalty e Investigación y desarrollo. [39]

Tradicionalmente, cada concilio regional de Girl Scouts establece los precios de las galletas vendidas en ese concilio. Un artículo de 2006 en El Boston Globe señaló que el precio "casi nunca es un factor, hasta que los compradores descubren que la misma caja de galletas se vende por menos en la ciudad vecina". los Globo descubrió que una caja de Thin Mints se vendía por $ 3.50 en Rockland, Massachusetts, y $ 4.00 en la vecina Norwell. [38]

Elizabeth Brinton, también conocida como la "Reina de las galletas", vendió un récord de 18.000 cajas de galletas en 1985 y más de 100.000 cajas en su época como girl scout. [40] Es conocida por vender galletas al presidente en funciones, Ronald Reagan. Su récord se mantuvo durante más de veintinueve años, hasta que Katie Francis, de 12 años, vendió 18.107 cajas en 2014. [41] En 2017, Charlotte McCourt, una niña exploradora de Nueva Jersey, vendió más de 25.000 cajas de galletas, batiendo el récord. [42]

Cada concilio de Girl Scouts opera su propia venta de galletas. Aproximadamente el 70% de los ingresos se quedan en el consejo local de Girl Scouts para apoyar a Girl Scouts en esa área, incluida una parte, aproximadamente el 15%, que se destina directamente al grupo que vende las galletas. [25] [12] Las ganancias se dividen mediante una fórmula, en la que las tropas locales reciben alrededor del 10-15% del precio minorista, el consejo más del 50% y el fabricante el resto. En 1992, Girl Scouts vendió 175 millones de cajas de galletas en todo el país. [43] A partir de 2018, se venden más de 200 millones de cajas en cada temporada de venta de galletas por $ 800 millones, lo que deja aproximadamente $ 600 millones en ingresos netos a las Girl Scouts para su distribución. [17] Los ingresos en todos los niveles se utilizan para pagar los eventos y actividades de las Girl Scouts, el mantenimiento de los campamentos de Girl Scouts de los consejos y otras propiedades, los incentivos de venta de galletas y los costos administrativos del Consejo. [44]

Las galletas Girl Scout son elaboradas por grandes panaderías comerciales nacionales bajo licencia de Girl Scouts of the USA. Los panaderos autorizados por la organización pueden cambiar de un año a otro, aunque esto no es común. En 2008, las empresas con licencia eran Little Brownie Bakers (LBB), una subsidiaria de Keebler, que es propiedad de Ferrero SpA y ABC Bakers, una subsidiaria de Interbake Foods, que es propiedad de George Weston Limited. [44] [45] [46]

Variedades Editar

Se ofrecen hasta 28 variedades de galletas Girl Scout. Las mismas galletas pueden venderse con diferentes nombres en diferentes panaderías, y la elección de la panadería determina el nombre. No ha habido ningún movimiento para estandarizar los nombres. [47] [48] La fusión de muchos consejos (del 312 al 109) después de la reorganización de agosto de 2006 dio lugar a que muchos consejos cambiaran de panadería, lo que provocó cierta confusión en ese momento. [10]

Las Thin Mints son las galletas Girl Scout más populares, y las Samoas / Caramel deLites son las segundas más populares. [49] En 2013 se vendieron alrededor de 50 millones de cajas de Thin Mints en comparación con 38 millones de cajas de Samoas. Thin Mints tiene un promedio de 32 galletas por caja y Samoas 15 galletas por caja.

Las variedades de galletas Girl Scout incluyen:

ABC Bakers (Interbake) [50] Little Brownie Bakers (Keebler) [51] Ventas [12] Sabor
Mentas finas Mentas finas 25% Obleas finas de chocolate con sabor a menta bañadas en una capa de chocolate. Uno de los cinco veganos ofreció galletas Girl Scout. [52] [53] Keebler ahora vende una galleta similar llamada Grasshoppers.
Delites de caramelo Samoas 19% Galletas de vainilla bañadas en caramelo, espolvoreadas con coco tostado y adornadas con rayas de chocolate. [48] ​​[53] Keeble ahora vende una galleta similar llamada Coconut Dreams.
Sándwiches de mantequilla de maní Do-si-dos 16% Relleno de mantequilla de maní intercalado entre crujientes galletas de avena. [53]
Empanadas de mantequilla de maní Tagalongs 13% Galletas de vainilla crujientes cubiertas con mantequilla de maní Peter Pan y cubiertas con una capa de chocolate. [53]
Limonadas 9% Galleta de mantequilla con glaseado de limón.
Mantecada Tréboles 7% Una galleta tradicional hecha con forma de trébol de Girl Scouts. [53] La primera galleta Girl Scout hecha por LBB. [53]
S'mores de Girl Scouts Galleta Graham doblemente bañada en glaseado de crema y terminada con una capa de chocolate. [54]
S'mores de Girl Scouts Galletas tipo sándwich Graham con relleno de chocolate y malvavisco. [55] [53]
Toffee-tastic Galletas de mantequilla sin gluten con trocitos de caramelo. (Piloto, no se ofrece en todas partes). [56] [53]
Chip de chocolate con caramelo Galletas con chispas de chocolate y caramelo sin gluten. [3]
Ups de limón Galleta de limón crujiente con una capa de glaseado dulce en un lado, nueva en 2020. [57] [53]
Brindis-Yay Galletas inspiradas en tostadas francesas bañadas en un delicioso glaseado.

Operation Thin Mint es un programa dirigido por Girl Scouts del Consejo de San Diego, para proporcionar galletas donadas a los miembros militares. [58] La operación envía más de 200.000 cajas de galletas anualmente a los miembros del servicio estacionados en el Medio Oriente. [59] Desde que comenzó el programa en 2002, [60] esas Girl Scouts han enviado más de 3 millones de cajas de galletas. [61]

Keebler fabrica una galleta similar conocida como Grasshopper, que se produce en la misma fábrica que Thin Mints de Little Brownie Bakers. [62]

Descatalogado (51 en total) Editar

  • All Abouts: La versión LBB de Thanks-A-Lot. Galleta de mantequilla bañada en chocolate con un mensaje que proclama los valores que son "importantes" para las Girl Scouts, como el respeto, la amistad, etc. Vendido de 2001 a 2008. [53]
  • Chips Aloha: Incluye chispas de chocolate blanco y nueces de macadamia. [63] [53]
  • Tesoros de animales: reemplazado por Thanks-A-Lot. [63]
  • Manzana y canela: Galletas de azúcar en forma de manzana con azúcar de canela. Vendido de 1997 a 2001. [63] [53]
  • Cabana Cremes (LBB): Crema de vainilla y crema de limón en un sándwich de vainilla. 1989 [53]
  • Galletas de café: galletas de mantequilla con cobertura de canela. Vendido de 2005 a 2007. [53] [63]
  • Ruedas de carro: Avena y canela reducidas en grasa. [63]
  • Chalet Creme: Galleta de mantequilla con imagen de chalet en relieve con relleno de limón o vainilla. Vendido de 1990 a 1995. [63] [53]
  • Shortbread con chispas de chocolate (ABC): chispas de chocolate ubicadas en una galleta de mantequilla sin gluten del tamaño de un bocado.
  • Trozos de chocolate (LBB): Receta de chispas de chocolate al estilo antiguo. Vendido desde 1979 hasta 1981. [53]
  • Cinna-Spins (LBB): galletas con sabor a canela con forma de rollos de canela en miniatura que vienen en paquetes de 100 calorías. Reemplazado por Daisy Go Rounds. [63]
  • Barrita de canela, avena y pasas: [64] [65]
  • Cranberry Citrus Crisps (ABC): galleta integral con trocitos de arándano y saborizante cítrico.
  • Country Hearth Chocolate Chip (LBB): Galleta con chispas de chocolate baja en grasa hecha con avena. Vendido de 1988 a 1990. [53]
  • Daisy Go Rounds (ABC): Las galletas con sabor a canela con forma de margaritas reemplazaron a los Cinna-spins para la venta de 2009 reemplazados por Shout Outs! en 2011.
  • Double Dutch: Galletas de chocolate con chispas de chocolate. Vendido de 2004 a 2005. [53]
  • Dulce Daisies: Chocolate con leche con centro de caramelo líquido.
  • Dulce de Leche (LBB): Galletas con chips de caramelo de leche y un chorrito de franjas de caramelo encima. Vendido de 2008 a 2009. [53]
  • Dulce de Leche: Galletas con chips de caramelo de leche (sin llovizna de caramelo). Vendido de 2009 a 2014. [53]
  • Echo (LBB): Galletas de chocolate amargo con relleno de vainilla. Vendido de 1987 a 1989. [53]
  • Five World Cinnamon: sabrosas galletas de azúcar con canela con los Cinco Mundos de Interés de Girl Scouting. Vendido de 1996 a 2001. [66] [64]
  • Forget-Me-Nots (LBB): Galleta de granola. Vendido desde 1979 hasta 1981. [53]
  • Círculos de amistad: "amigo" grabado en un sándwich de galletas de vainilla con relleno de chocolate, en 18 idiomas [64]
  • Racimos de nueces doradas (LBB): Galletas de nuez y caramelo con una capa con sabor a arce. Vendido de 1991 a 1993. [53]
  • Golden Yangles: galletas de queso cheddar triangulares vendidas en la década de 1980.
  • Granola (LBB): Galletas de avena enrolladas. Vendido de 1977 a 1978. [53]
  • Hoedowns (Burry): versión de Burry-LU de empanadas de mantequilla de maní / Tagalongs. [64]
  • Piñatas de bayas heladas: galletas de azúcar con un centro de mermelada de bayas y glaseado.
  • Margaritas de jengibre heladas: galleta reducida en grasa [64]
  • Juliettes / Racimos de nueces doradas: chocolate con leche, caramelo y nueces. Vendido de 1984 a 1985. [53]
  • Kookaburras: Capas de obleas de arroz crujientes y caramelo recubiertas de chocolate con leche.
  • Le Chips: Galletas de chispas de chocolate con avellana. Vendido de 1996 a 1997 por LBB. [53] Reemplazado por Aloha Chips en 2000. [67]
  • Lemon Chalet Cremes: Galletas de sándwich rectangulares de canela con relleno de crema de limón. Vendidas de 2007 a 2011 cambiaron a galletas redondas en 2009 reemplazadas por Savannah Smiles en 2012. [53]
  • Enfriadores de limón: Obleas de vainilla con ralladura de limón, espolvoreadas con azúcar en polvo similar a Savannah Smiles. Vendido de 2003 a 2006. [53]
  • Gotas de limón: galleta de azúcar con chips con sabor a limón. Vendido de 1998 a 1999. [53]
  • Cremas de repostería de limón: sándwich de galleta de repostería ligera con relleno de crema de limón.
  • Little Brownies (LBB): Galleta cuadrada de chocolate sin azúcar. Vendido de 2008 a 2009. [53]
  • Cremas de mango con NutriFusion: galletas de vainilla y coco rellenas de una crema picante con sabor a mango con nutrientes derivados de frutas reemplazados por Cranberry Citrus Crisps en 2013.
  • Medallones: Introducido en 1983-1984 y celebrando los 50 años de Girl Scout Cookies, 2 sabores: shortbread con cobertura de cacao en la parte inferior "Colonial Shortbread Supremes", shortbread de nuez con cobertura de azúcar morena ("Southern Pecan Praline"). [68] [69]
  • Olé Olés: Galletas de azúcar en polvo con nueces y coco vendidas entre 2001 y 2003. [53]
  • Oxfords: Galletas de chocolate con relleno de crema de vainilla.
  • Pecan Shortees (LBB): galletas de raza corta con nueces. Vendido de 1985 a 1987. [53]
  • Piñatas: galleta de avena con relleno de frutas y cubierta con glaseado de canela y azúcar introducida en 2004.
  • Praline Royale: Galleta suave de vainilla con relleno de praliné y rayas de chocolate introducidas por ABC para la temporada 1992-93. [70]
  • Rah-Rah Raisins (LBB): Galletas de avena con pasas y trozos con sabor a yogur griego. Vendido de 2014 a 2016. [53]
  • Crema Chalet Reducida en Grasa (LBB): Galletas Sandwich de Crema de Limón y Crema de Vainilla con un 30% menos de grasa. Vendido de 1995 a 1997. [53]
  • Savannahs: una galleta sándwich de mantequilla de maní (que no debe confundirse con "Savannah Smiles", un reemplazo recubierto de azúcar en polvo con sabor a limón para "Lemon Chalets" lanzado en 2012).
  • Savannah Smiles: rodajas de limón cubiertas con azúcar en polvo. Vendido de 2011 a 2019. Reemplazado por Lemon-Ups en 2020. [53]
  • Scot-Teas (Burry): galletas de mantequilla con azúcar espolvoreado.
  • ¡Gritos !: Galleta caramelizada al estilo belga.
  • Snaps: Pasas de avena helada. Vendido de 1993 a 1997. [71]
  • Strawberries & amp Creme: galleta sándwich de ABC con crema de vainilla y mermelada de fresa disponible a mediados de la década de 1990. [72]
  • Chips de chocolate a rayas: Galletas de chocolate con franjas de dulce de azúcar.
  • Galleta con chispas de chocolate y nueces a rayas (LBB): Galleta con chispas de chocolate y nueces hecha con avena y una capa inferior de chocolate. Vendido de 1997 a 1999. [53]
  • Chips de chocolate sin azúcar: Galletas pequeñas sin azúcar. Vendido de 2009 a 2011. [53]
  • Cremas Chalet Sin Azúcar: Crema pastelera de limón endulzada con aspartamo. Vendido de 1997 a 1998. [53]
  • Brownies pequeños sin azúcar: galletas en forma de brownie con chispas de chocolate sin azúcar. [53]
  • Thanks-A-Lot (ABC): galletas de mantequilla bañadas en dulce de azúcar con un mensaje de agradecimiento en diferentes idiomas, reemplazadas por Toast-Yay en 2021.
  • Thank You Berry Munch (LBB): Galletas con arándanos, arroz crujiente y chips de dulce de azúcar blanco. Vendido de 2009 a 2014. [53]
  • Trail Mix (LBB): mezcla de frutos secos en una galleta. Vendido de 1990 a 1991. [53]
  • Tríos: Galletas de avena con mantequilla de maní sin gluten con chispas de chocolate. [73]
  • Avena helada al revés (al revés): galletas de avena con glaseado en la parte inferior. [74]
  • Van'chos: Cremas de vainilla y chocolate. Estas galletas venían en cajas variadas y se vendieron de 1974 a 1983. [75] [71] [53]

Nutrición Editar

Las pautas federales emitidas a principios de 2005 pedían a las personas que minimizaran el consumo de grasas trans. Los padres preocupados instaron a las Girl Scouts a abordar esta y otras preocupaciones de salud acerca de las galletas, sugiriendo que el programa de galletas estaba en desacuerdo con la iniciativa de vida saludable de las Girl Scouts. La organización Girl Scout respondió que las galletas eran un placer que "no debería ser una gran parte de la dieta de alguien", y dijo que están "alentando" a las empresas que hornean las galletas a encontrar aceites alternativos. [76]

En 2007, luego de la reformulación de las recetas para varias variedades, Girl Scouts of the USA anunció que todas sus galletas tenían menos de 0.5 gramos de grasas trans por porción, lo que les permitió cumplir con los requisitos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para " etiquetado con cero grasas trans. [77]

El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) no se usa en ninguna de las galletas. [12]

Aceite de palma Editar

En septiembre de 2011, GSUSA publicó una nueva política sobre el aceite de palma en las galletas Girl Scout que entrará en vigencia a partir de la temporada de galletas 2012-13. [78] Entre las promesas hechas, GSUSA anunció que compraría certificados GreenPalm para apoyar la producción sostenible de aceite de palma. Los certificados ofrecen un precio superior a los productores de aceite de palma que operan dentro de los lineamientos de responsabilidad social y ambiental establecidos por la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible.

La política de 2011 se formó en respuesta a una campaña prolongada de dos Girl Scouts, Madison Vorva y Rhiannon Tomtishen. En 2007, cuando tenían 11 años, Vorva y Tomtishen obtuvieron su premio Girl Scout Bronze al crear conciencia sobre el orangután en peligro de extinción y su hábitat de selva tropical en rápida disminución en Indonesia y Malasia. Cuando descubrieron que las Girl Scout Cookies contenían aceite de palma, un ingrediente que resulta en la destrucción de la selva tropical y abusos a los derechos humanos, las dos niñas lanzaron una variedad de campañas para convencer a GSUSA de que eliminara este ingrediente de sus galletas. Vorva y Tomtishen fueron galardonados con el Premio a los Héroes Forestales de las Naciones Unidas en 2011. [79]


Más de un siglo de historia de las galletas Girl Scout

La mayoría de las personas tienen un lugar especial en su corazón para las Girl Scout Cookies. ¡No solo porque son espectacularmente deliciosas, sino también porque el Programa de galletas Girl Scout ayuda a las niñas a cumplir sus sueños, seguir sus pasiones y cambiar el mundo!

El programa, que es el programa empresarial dirigido por niñas más grande del mundo para niñas, ayuda a las Girl Scouts a financiar aventuras únicas para ellas y sus tropas durante todo el año. También les permite retribuir a las causas que más les apasionan: ¡es a la manera de Girl Scouts! Como emprendedoras de Girl Scout Cookie que aprenden habilidades esenciales para la vida en cada paso del camino, las niñas también se transforman en líderes audaces y valientes que harán del mundo un lugar mejor hoy y en el futuro.

Durante más de 100 años, Girl Scouts ha utilizado las ganancias de las galletas para formar líderes cotidianos que realizan cambios positivos en nuestro mundo. Y no hay duda: ¡la sociedad estadounidense de hoy es mejor gracias a las niñas que han participado en el programa! Pero, ¿cómo empezó todo?

Oye, ¡vendamos galletas!
Todo comenzó en 1917, cuando las Girl Scouts en Muskogee, Oklahoma, hicieron lo que siempre hacen las Girl Scouts en todas partes: tuvieron una gran idea, se juntaron y tomaron medidas para convertirla en realidad. Las chicas de Mistletoe Troop tuvieron la inteligente idea de financiar sus proyectos vendiendo galletas que hacían en casa en sus propias cocinas. ¡Tan simple y tan inteligente! Otras tropas tomaron nota y la idea de que las Girl Scouts vendieran galletas despegó.

Las galletas de Girl Scouts impulsan un siglo de aventuras para las niñas

Avance rápido hasta el día de hoy, cuando más de un millón de chicas increíbles venderán cientos de millones de cajas de galletas Girl Scout para apoyar su misión de hacer del mundo un lugar mejor. Pero hay más trabajo por hacer, y más experiencias increíbles por vivir, ¡y necesitamos la participación de todos!

Puedes ayudar a la próxima generación de niñas a cumplir sus sueños y cambiar el mundo encontrando galletas cerca de ti ahora. Con cada caja de galletas Girl Scout que compras este año, ayudas a respaldar las experiencias de mañana que fomentan el coraje, inspiran confianza, desarrollan el carácter y hacen del mundo un lugar mejor.

¿Cómo impulsará el Programa de Galletas de Girl Scouts al próximo siglo de emprendedoras hacia la grandeza? ¡Vamos a averiguar!


Las galletas de Girl Scouts impulsan un siglo de aventuras para las niñas

Todos tienen un lugar especial en su corazón para las Girl Scout Cookies. ¡No solo porque son espectacularmente deliciosas, sino porque la compra de Girl Scout Cookies impulsa el Programa de Girl Scout Cookie y ayuda a las niñas a cumplir sus sueños, seguir sus pasiones y cambiar el mundo!

Las galletas Girl Scout no solo ayudan a las Girl Scouts a ganar dinero para actividades divertidas, educativas y proyectos comunitarios, sino que también juegan un papel muy importante en la transformación de las niñas en GIRLs (emprendedoras, innovadoras, arriesgadas, líderes) ™ a medida que aprenden habilidades esenciales para la vida. que se quedará con ellos para siempre. Y si bien la diversión es parte de la experiencia, retribuir a nuestras comunidades ha sido un sello distintivo del Programa de galletas Girl Scout desde la primera venta conocida de galletas por Girl Scouts en 1917.

Desde el principio, el Programa de Galletas de Girl Scouts — y las Galletas de Girl Scouts — ha sido el motor que impulsa a las Girl Scouts. La venta de Girl Scout Cookies ha tenido un impacto indeleble en los millones de ex alumnas de Girl Scout que las han vendido. De hecho, el 57 por ciento de las ex alumnas de Girl Scouts en el mundo de los negocios dice que el programa fue clave en el desarrollo de sus habilidades en la actualidad. 1 Desde la compra de un chaleco antibalas para una oficial de policía hasta la creación de paquetes de atención para pacientes en un centro de cáncer infantil local, las niñas de todo el país utilizan sus ingresos por galletas para financiar proyectos que benefician a sus comunidades de maneras asombrosas.

A través del Programa de Galletas de Girl Scouts, las niñas obtienen el poder de cambiar sus comunidades y el mundo. Algunos ejemplos recientes incluyen el lanzamiento en 2001 de programas para entregar galletas Girl Scout (y un poco de hogar) al personal militar de los Estados Unidos en todo el mundo. Y cuando ocurre un desastre, las Girl Scouts están allí, usando sus ganancias de galletas para enviar paquetes de atención a las víctimas del devastador terremoto en Haití en 2010, oa las víctimas de la súper tormenta Sandy en 2012.

While girls are taking the lead in selling cookies and deciding what to do with those cookie earnings, parents and caregivers are there to support the girls every step of the way. From troop leaders to cookie moms and dads, adults support Girl Scouts by engaging with the cookie program to spend more time with their daughters, to have an impact on girls’ lives, and to contribute to a worthy cause. They know that one of the most important aspects of the cookie program is helping girls feel more confident, especially when they interact with others.

So, what do girls like best about participating in the cookie program? Of course, there’s the fun and the friendships, but there’s more to it than that. Girls also realize that setting and reaching their goals is both fulfilling and empowering. When coupled with the social interaction with friends, family, and customers, the cookie program becomes an essential part of the Girl Scout experience.

For 100 years, Girl Scouts has used cookie earnings to build everyday leaders who make a positive impact on our world. And there’s no doubt: American society today is better because of the girls who have taken part in the Girl Scout Cookie Program! But how did it all begin?

Hey, Let’s Sell Cookies!
It started in 1917 when Girl Scouts in Muskogee, Oklahoma, did what Girl Scouts everywhere always do. They had a great idea, got together, and took action to make it a reality. The girls of Mistletoe Troop hit upon the clever idea to fund their projects by selling cookies they made themselves in their kitchens at home. So simple—and so smart!

Other troops took note, and the idea of Girl Scouts selling cookies took off.

Cookie sales got a boost in 1922, when a special sugar cookie recipe was published in los American Girl magazine, along with a cookie-selling business plan to help troops maximize their efforts and returns.

Girls held their first sale of not just any cookies, but of what they specifically called Girl Scout Cookies in Philadelphia, Pennsylvania, in 1933. Those forward-thinking girls learned goal setting, decision making, money management, people skills, and business ethics—something that continues to this day.

A Nationwide Movement
Notable celebrities of the time helped spread the word about the cookie sales. Babe Ruth got into the act, helping promote the Million Cookie Drive at the 1924 World Series. Former First Lady and Girl Scout Lou Henry Hoover really got things rolling in 1933 by inspiring the first national sale of Girl Scout Cookies as a way to cope with the effects of the Great Depression. These allies understood the critical importance of the Girl Scout Cookie Program and took action to encourage others to support it also. That support continues today, with over 50 million U.S. households buying Girl Scout Cookies every year.

In the late 1930s, as Girl Scout Cookie sales gained in popularity, girls and their families could no longer bake enough cookies for everyone. So commercial bakers were called in to help make the popular confections. Good thing too, because in 1937 Girl Scouts in a record-breaking 125 local Girl Scout councils held their very own cookie drives.

Girl Scouts faced a major challenge in 1944 when supplies of cooking ingredients like eggs, milk, sugar, and chocolate were in short supply because of World War II. But that wasn’t going to stop a Girl Scout. They just did the Girl Scout thing and adapted, continuing to power their dreams by selling calendars instead of cookies. Girl Scouts also did their patriotic duty and sold war bonds to help the war effort.

Postwar prosperity spread across the country, and in 1951 girls opened up new sales channels—adding shopping mall booths to their usual door-to-door sales. And hello—a cookie called Thin Mint made its official debut in 1959 (though Girl Scouts first sold a chocolate mint cookie, called Cooky-Mints, in 1939).

But these iconic cookies are so much more than a delicious treat. Girl Scouts has been an inclusive organization from its inception and, at the height of the Civil Rights Movement, the organization was recognized for its contribution to social good. In 1952, Ébano magazine acknowledged that even in the South, "… [Girl] Scouts were making slow and steady progress toward surmounting the racial barriers of the region.” Every girl, regardless of race, color, or creed, was given the opportunity to sell cookies. Cookie selling enabled teamwork, collaboration, and integration among girls and troops of diverse backgrounds as they worked together toward common goals. As conceived by Girl Scout founder Juliette Gordon Low, Girl Scouts has always been about inclusion, always making sure that every girl, regardless of racial, social, economic, or other barriers, can find a safe, welcoming, fun space within Girl Scouts.

As the 1960s dawned, Girl Scouts reaffirmed its dedication to nature, the outdoors, and especially, going to camp. Girl Scouts began allocating portions of their cookie earnings to pay for field trips, day camp, and sleep-away camping adventures. Girl Scouts also helped celebrate the very first Earth Day in 1970 as they collaborated on environmental action programs. New cookie packaging reflected these trends and featured outdoor activities on redesigned boxes.

Enabling Amazing Experiences for Girls
The Girl Scout Cookie Program has always helped girls dream big, do big things, and create a big impact as they work together to make the world a better place.

For instance, in 1969, more than 100 Girl Scouts had the experience of a lifetime when they were special guests of NASA at the launch of Apollo 12 at Cape Kennedy (Cape Canaveral), Florida, and used cookie earnings to get there. Then there’s the troop from Maryland, who in 1996 microfinanced their big ideas and used their cookie earnings to go to the Summer Olympic Games in Atlanta, Georgia. And who could forget the Girl Scout troop that sold cookies to Hollywood celebrities like Leonardo DiCaprio, John Legend, and Kate Winslet at the 88th annual Academy Awards® in 2016?

In 2015, Girl Scouts took the stage at the Consumer Electronics Show (CES) in Las Vegas as part of the debut of Digital Cookie™, underscoring the organization’s commitment to using technology to help position Girl Scouts for the future. The girls were one of the first youth-serving organizations to run a booth at CES, and quite possibly the first to have girls run the booth, showcasing their STEM skills and Digital Cookie to thousands of attendees. Expanding their presence in 2016, girls were able to meet with female innovators in STEM, giving them a chance to see what a future in STEM looks like—and to hopefully emulate that in their own lives.

This year, over a million amazing girls sold hundreds of millions of boxes of Girl Scout Cookies to support their mission of making the world a better place. But there’s more work to be done—and more amazing experiences to be had—and we need everyone’s involvement!

For 2018, girls have a new way to power even more awesome adventures—new Girl Scout S’mores™ cookies! What better way to celebrate 100 years of Girl Scouts selling cookies than by combining two iconic Girl Scout traditions—s’mores and Girl Scout Cookies—into one tasty treat? Consumers in select markets can enjoy one of two versions of this exciting new addition to the Girl Scout Cookie lineup. ¡Guau!

You can help the next generation of girls fulfill their dreams—and change the world—by finding cookies near you now. With every box of Girl Scout Cookies you buy this year, you help support tomorrow's courage-boosting, confidence-inspiring, character-building, make-the-world-a-better-place experiences.

From the Academy Awards to Macy's Thanksgiving Day Parade to your local pet shelter or food bank, Girl Scouts are everywhere!

If cookies can help Girl Scouts accomplish all this in their first 100 years, can you imagine what the next 100 years will bring? ¡Vamos a averiguar! Find cookies now!

Share Your Cookie Story!

Celebrate 100 years of Girl Scouts selling cookies! Tell us about your experience selling cookies—and how it changed you, and changed the world!


Think Outside the Cookie Box

What’s inside the box is super tasty, but it’s the amazing experiences that happen outside the cookie box that make Girl Scout Cookies ® extra special.

When you make a Girl Scout Cookie purchase, you’re helping the next generation of young female entrepreneurs get an important taste of what it takes to be successful—teamwork, planning, and a positive outlook (and that’s just the beginning).

Because proceeds from your purchase stay local, you help the awesome entrepreneurs who sell Girl Scout Cookies in your community power new experiences for themselves and their troop.

When you support her success through the Girl Scout Cookie Program®, you’re narrowing the entrepreneurship gap between women and men by nurturing that go-getter spirit early on and equipping her with the confidence and know-how to dream big and do bigger.

Your cookie purchase is an investment in the world-changing business leaders of tomorrow!

Feed your cookie craving!

Find a cookie booth. Discover Girl Scout Cookie sales in your neighborhood by entering your zip code in the “Find Cookies!” tool.

Download the mobile app. This is available for your iOS or Android mobile device.

Buy online with the Digital Cookie® platform. Buy cookies from a Girl Scout you know using the Digital Cookie platform. Check with your local Girl Scout council for details.

Have a Great Girl Scout Cookie Story to Share?

Have a parent or troop leader submit it today for a chance to see your story featured in our "Think Outside the Cookie Box" gallery, on the Girl Scout Blog, Facebook, Twitter, Instagram, and more!


#3 Peanut Butter Patties/Tagalongs

Tagalongs (Little Brownies)/Peanut Butter Patties (ABC) have been around since the 1960s, and it’s because they have two star ingredients young and old alike both love: Chocolate and peanut butter. This magical combination always works (look at the Reese’s), and it proves it again and again with this cookie.


Think Outside the Cookie Box

What’s inside the box is super tasty, but it’s the amazing experiences that happen outside the cookie box that make Girl Scout Cookies ® extra special.

When you make a Girl Scout Cookie purchase, you’re helping the next generation of young female entrepreneurs get an important taste of what it takes to be successful—teamwork, planning, and a positive outlook (and that’s just the beginning).

Because proceeds from your purchase stay local, you help the awesome entrepreneurs who sell Girl Scout Cookies in your community power new experiences for themselves and their troop. Take a look at last year’s sweet success at Girl Scouts of Tropical Florida.

When you support her success through the Girl Scout Cookie Program®, you’re narrowing the entrepreneurship gap between women and men by nurturing that go-getter spirit early on and equipping her with the confidence and know-how to dream big and do bigger.

Your cookie purchase is an investment in the world-changing business leaders of tomorrow!

Feed your cookie craving!

Find a cookie booth. Discover Girl Scout Cookie sales in your neighborhood by entering your zip code in the “Find Cookies!” tool.

Download the mobile app. This is available for your iOS or Android mobile device.

Buy online with the Digital Cookie® platform. Buy cookies from a Girl Scout you know using the Digital Cookie platform. Check with your local Girl Scout council for details.

Have a Great Girl Scout Cookie Story to Share?

Have a parent or troop leader submit it today for a chance to see your story featured in our "Think Outside the Cookie Box" gallery, on the Girl Scout Blog, Facebook, Twitter, Instagram, and more!


More Than a Century of Girl Scout Cookie History

Most people have a special place in their heart for Girl Scout Cookies. Not only because they’re spectacularly delicious but also because the Girl Scout Cookie Program helps girls fulfill their dreams, follow their passions, and change the world!

The program, which is the largest girl-led entrepreneurial program for girls in the world, helps Girl Scouts fund unique adventures for themselves and their troops all year long. It also allows them to give back to the causes they’re most passionate about—it’s the Girl Scout way! As Girl Scout Cookie entrepreneurs learning essential life skills every step of the way, girls are also transformed into the bold and brave leaders that will make the world a better place today and in the future.

For more than 100 years, Girl Scouts has used cookie earnings to build everyday leaders who make positive changes in our world. And there’s no doubt: U.S. society today is better because of the girls who have taken part in the program! But how did it all begin?

Hey, Let’s Sell Cookies!
It all started in 1917, when Girl Scouts in Muskogee, Oklahoma, did what Girl Scouts everywhere always do: they had a great idea, got together, and took action to make it a reality. The girls of Mistletoe Troop hit on the clever idea to fund their projects by selling cookies they made at home in their own kitchens. So simple—and so smart! Other troops took note, and the idea of Girl Scouts selling cookies took off.

Girl Scout Cookies Fuel A Century of Adventure for Girls

Fast forward to today, when more than a million amazing girls will sell hundreds of millions of boxes of Girl Scout Cookies to support their mission of making the world a better place. But there’s more work to be done—and more amazing experiences to be had—and we need everyone’s involvement!

You can help the next generation of girls fulfill their dreams and change the world by finding cookies near you now. With every box of Girl Scout Cookies you buy this year, you help support tomorrow's courage-boosting, confidence-inspiring, character-building, make-the-world-a-better-place experiences.

How will the Girl Scout Cookie Program power the next century of girl entrepreneurs toward greatness? ¡Vamos a averiguar!


Ver el vídeo: El Poder de las Galletas 60sec (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos