Nuevo

Figura de un pilar de Judea encontrada en Laquis

Figura de un pilar de Judea encontrada en Laquis


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Antiguo templo cananeo con estatuas de Baal encontrado en el sur de Israel

Se ha encontrado un templo cananeo de unos 3200 años en el sitio de la ciudad bíblica de Laquis, que data de la ciudad y los últimos días turbulentos bajo el dominio egipcio. El raro descubrimiento fue realizado recientemente por un equipo de arqueólogos dirigido por el profesor Yosef Garfinkel de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el profesor Michael Hasel de la Universidad Adventista del Sur en Tennessee.

La estructura del templo cananeo es inusual para su época: la Edad del Bronce Final. Su entrada estaba marcada por dos pilares y dos torres, que conducían a un gran salón rectangular. Tal construcción era típica de templos incluso anteriores en Siria, Garfinkel le dice a Haaretz. Pero inusualmente para ese período de la Edad del Bronce, la estructura recién descubierta también tenía pequeñas habitaciones a los lados.

"Eran para almacenar", explica el arqueólogo. & ldquoEncontramos cajas de madera que habían sido quemadas, pero todavía tenían mucho trigo adentro. & rdquo Los sacerdotes del templo probablemente también almacenaron otras cosas allí, como ropa, agrega Garfinkel.

Las descripciones bíblicas del Primer Templo en Jerusalén, aparentemente construido por el rey Salomón, tienen la misma estructura básica cananea de pilares y torres que conducen a un salón central, señala el profesor.

Representantes del dios

El santuario interior dentro del templo presentaba columnas de soporte y ndash y piedras de tres metros de altura y colocadas en el interior de un círculo de piedras más pequeñas.

Estos menhires se interpretan como representaciones de dioses y ndash como se describe en la propia Biblia, en la historia de Jacob y su sueño de ángeles subiendo y bajando por una escalera entre el cielo y la Tierra, con la deidad en la parte superior, explica Garfinkel, señalando el pasaje bíblico:


Erin Drawson & # 8211 Figuras de Judea y Asera

¿Dios tenía una consorte? Sí.- Danny mirando una sola matzevah en el Museo de Israel donde faltaba la segunda.

Esta es la pregunta que me mantiene despierto por la noche. ¿No simplemente Dios tenía una esposa ?, pero si Dios tenía un brebaje, ¿era Asera? ¿Cuál era el lugar de Asera en la antigua religión israelita? ¿Son las figurillas de los pilares de Judea representaciones de Asera? No tengo una respuesta, y nadie parece tenerla, pero voy a exponer la evidencia en un par de páginas, analizar mis pensamientos y seguir adelante. El tema de Asera y el significado de las figurillas tienen muchas capas de complicación y problemas importantes de interpretación.

Una búsqueda de la palabra "Asera" en Bible Hub revela exactamente cuarenta casos, con "Ashe & # 8217rah" a los dieciocho. Uno de los pasajes más significativos es II Reyes 22.6-7: “Sacó la [imagen de] Asera de la Casa de [Yahweh] al Valle de Cedrón en las afueras de Jerusalén, y la quemó en el Valle de Cedrón, la redujo a polvo y esparció su polvo sobre el cementerio de la gente común. Derribó los cubículos de los prostitutas en la Casa de [Yahweh], en el lugar donde las mujeres tejían telas para Asera ”(RV). A partir de esto, es justo suponer que una imagen de Asera estaba en el templo, parte de la religión original del templo hasta que Josías decidió sacarla. Quema la imagen y la esparce sobre un cementerio. ¿Cuál es el significado del lugar donde esparce las cenizas de la imagen? En segundo lugar, menciona cubículos de prostitutas (¿para clientas?) Y mujeres que tejen cobertores para Asera. Existe la sensación general de que esta área del templo estaba dedicada a Asera, cuyos devotos pueden haber sido mujeres. Esto es todo lo que se puede decir.

En mi búsqueda de Bible Hub, "Asera" fue seguido a menudo por "polo". Si Asera se puede vincular a las figurillas de los pilares, es con estas frases. Sugiere que las figurillas estaban encaramadas en la parte superior de los postes (tal vez). Deuteronomio 16:21 es uno de los mejores ejemplos de esto:

“No coloques ningún poste de Asera de madera junto al altar que construyas para [Yahweh] tu Dios” (Nueva Internacional).

“No plantarás ningún árbol como poste sagrado junto al altar que hagas para [Yahweh] tu Dios” (New Oxford Annotated).

“No levantarás un poste sagrado, ningún tipo de poste junto al altar de [Yahweh] tu Dios para que puedas hacer & # 8211 o erigir un pilar de piedra para los que [Yahweh] tu Dios detesta” (JPS).

El autor de Deuteronomio obviamente está descontento con el hecho de que la gente todavía esté colocando "postes sagrados" junto a los altares a Yahweh. El hecho de que haya un problema con erigir estas dedicatorias a Asera junto a los altares de Yahweh sugiere que las dos estaban asociadas juntas y es una evidencia suelta para la teoría de la consorte de la esposa. Lo que también es interesante es la naturaleza física de los “postes sagrados”, lo que imagino es la figura de un pilar sujeta a un poste y clavada en el suelo. Entonces, ¿qué tan alto sería la publicación si este es el caso? ¿Levantar la figura del suelo agrega una capa de simbolismo o significado? Y, por supuesto, ¿podemos asumir que las figurillas incluso representan Asera? Si lo hacemos, agrega una dimensión a la idea de que las bases de las figurillas de los pilares representan el tronco de un árbol, una idea que Dolansky rechaza porque no hay ningún detalle para hacer que el árbol base sea como (15). La otra pregunta es la mención de matzebot, un "pilar de piedra". Es difícil decir qué significa el matzebot, pero si uno como Jacob establece en Génesis representa a Yahweh, entonces cuando hay dos presentes, el segundo probablemente representa a su compañero. O no.

El agujero en toda la interpretación de las figurillas que forman parte del “poste Asera” es la conexión entre Asera y las figurillas de Judea. No se puede decir si las figurillas están destinadas a representar Asera o no. Hestrin compara los temas de las figurillas con representaciones de Asera en otros contextos. Ella está más interesada en la jarra de Laquis que tiene una imagen de un árbol con íbices a cada lado con la inscripción: “Mattan. Una ofrenda a mi Señora & # 8216Elat ”(4-5). Elat es el femenino de El, El es el equivalente a Yahweh, Elat debe ser el consorte de El. El hecho de que la inscripción esté encima de un árbol es una buena evidencia de que el árbol es la representación de Elat. Lo mismo sucede con el Kuntillet & # 8216Ajrud pithos donde Asherah y Yahweh son invocados en una bendición escrita en el pithos, Hesterin cree que el árbol con dos íbices representa Aserah, no las figuras famosas en el frente (13). Un tercer caso que Hestrin pone sobre la mesa es una vasija decorada que se encuentra en el templo de Fosse en Laquis que representa "en lugar del árbol sagrado habitual, aparece un triángulo púbico entre los ibez" & # 8230 este intercambio de árbol con triángulo púbico prueba, en mi opinión , que el árbol de hecho simboliza a la diosa de la fertilidad, en los atributos de Asera ”(6). Si bien entiendo los problemas de describirla como una diosa de la fertilidad, creo que Hestrin tiene un buen punto y es difícil imaginar una alternativa.

¿Cómo se traducen las inscripciones y las imágenes de árboles que describe Hestrin a las figurillas de arcilla? No estoy seguro de que haya una conexión sólida. Hestrin defiende la conexión: “Creo que el pilar [de las figurillas] representa el tronco de un árbol & # 8211 la Asera & # 8211 y que junto con los grandes pechos simboliza a la diosa madre que da vida y alimento” (13) . Si las figurillas con sus grandes pechos y las imágenes del árbol / triángulo púbico representan la misma entidad, los temas combinados sugieren fertilidad. La fertilidad era extremadamente importante en el antiguo Israel, donde existía una posibilidad real de sequía y los niños eran importantes para mantener un hogar. Dolansky no está convencido de la interpretación de la fertilidad, señalando que en la Biblia, es Yahvé quien otorga la fertilidad “de la tierra de los animales [y] de los humanos” (21). Si bien esto es cierto, la Biblia también condena las figurillas y, sin embargo, las encontramos en el suelo. Si bien estoy de acuerdo con Dolansky en que no podemos imponer nuestra propia comprensión moderna de los símbolos a las figurillas, no puedo abandonar la idea de fertilidad porque no tengo otra alternativa y todo lo que Dolansky está dispuesto a ofrecer es: “De acuerdo con la evidencia de lo que esto El motivo significa en las culturas contemporáneas, para el pueblo de Judá en los siglos VIII y VII, el icono de la mujer sosteniendo sus pechos puede haberse convertido simplemente en un símbolo apotropaico de protección divina ”(22). Quizás.

Otra capa del misterio de las figurillas es la cuestión de romper deliberadamente las figurillas o si se rompieron accidentalmente o naturalmente con el tiempo. “Debido a que la mayoría de las figurillas están rotas, algunos han asumido que, al ser objetos de culto, deben haber sido dañadas deliberadamente en rituales mágicos o religiosos” (Dolansky, 9). Después de consultar a Zevit y Meyers, Dolansky concluye que las figurillas no se rompieron deliberadamente porque "no hay evidencia real de su mutilación deliberada" en el registro arqueológico y las "figurillas no fueron enterradas después de la rotura como estatuas de culto rotas, lo que indica que no fueron considerado santo cuando se desecha ”(10). Esto plantea nuevamente la pregunta de por qué Josías esparció las cenizas de los íconos de Asera que sacó del templo sobre un cementerio. Después del exilio babilónico, ¿cómo se eliminaron las figurillas?

Pensé que escribir este blog me ayudaría a resolver mis propios pensamientos sobre las figurillas y el lugar de Asera en la antigua religión israelita, pero mientras investigaba y escribía, me sentí más frustrado. Me molesta que encontremos muchas figuras, no solo en Israel sino en todo el Mediterráneo, como las figuras de las Cícladas talladas en mármol (dedicación mucho más seria que la arcilla). Las figurillas son un fenómeno más grande que el cananeo / israelita. Simplemente no hay evidencia sólida para conectar las figurillas con Asera y mucho menos evidencia de su propósito o uso.

Dolansky, Shawna. & # 8220 Re-calcular & # 8220Fertilidad & # 8221 Figuras de la Judea bíblica & # 8221

Hestrin, Ruth. & # 8220Comprensión de Asera & # 8211 Exploración de la iconografía semítica & # 8221 Revisión de arqueología bíblica, Septiembre / octubre de 1991. 50-59. Impresión.


Interpretaciones de las figuras y rsquo Identidad, función y simbolismo

Dado que las fuentes textuales que se relacionan directamente con el tema de las prácticas de culto en el hogar en el Levante de la Edad del Hierro son raras, y la mención directa de las figurillas de terracota sigue siendo ambigua (ver más abajo), el estudio de esta esfera debe depender en gran medida del registro arqueológico. Las figurillas casi siempre se encuentran rotas y descubiertas en contextos secundarios y mdashin rechazan o rellenan contextos (es decir, no en su lugar original de uso). No contienen marcas distintivas y ndash de identidad individual, mortal, divina, edad o estado y ndash que puedan ayudar en la identificación e interpretación.

Por estas razones, se debate su interpretación. Numerosos estudiosos han ofrecido sus pensamientos sobre estas figurillas. Las preguntas típicas planteadas en las discusiones se han centrado en gran medida en quiénes podrían haber representado las figurillas y cómo podrían haber sido utilizadas: ¿Son representaciones de una deidad femenina como Astarté o Asera? ¿Representan a una mujer humana? ¿Se usaron como votivas, amuletos de fertilidad, juguetes para niños o incluso algo más?

& zwjIdentity

En la década de 1930, el destacado erudito William Foxwell Albright identificó las figurillas femeninas con la diosa cananea Astarté (en hebreo ʻA y scarontōreṯ). Era una diosa extranjera, no judía, de la fertilidad, la sexualidad y la guerra adoptada de los fenicios. Esta identificación siguió siendo popular durante varias décadas. Sin embargo, más recientemente, los eruditos han dirigido su atención a Asera (probablemente percibida como YHWH & rsquos consorte en los tiempos bíblicos), dada su posición prominente dentro del culto yahvista. [3] La distribución de un icono económico que incorpora la imagen del árbol de la marca registrada Asherah & rsquos parece plausible. [4] Sin embargo, otro grupo de estudiosos cree que las figurillas no representan a una diosa específica, sino a mujeres mortales (en una forma genérica) que se utilizaron como figurillas votivas, presentadas a los dioses o diosas.


Figura de un pilar de Judea encontrada en Laquis - Historia

El estudio de las figurillas de Judá a finales de la Edad del Hierro (siglos VIII-VI a. C.) se ha centrado principalmente en. más El estudio de las figurillas de Judá a finales de la Edad del Hierro (siglos VIII-VI a. C.) se ha centrado principalmente en las figurillas femeninas, generalmente interpretadas en relación con Asera, y en el ritual religioso relacionado con la fertilidad o la protección. El presente estudio se aleja de este paradigma interpretativo al considerar todo el repertorio figurativo, incluyendo también figuras de caballos y jinetes, animales y otros modelos. También pone mayor énfasis en el contexto y considera particularmente la distribución dentro del sitio de las figurillas. Los estudios de caso, que se centran en los sitios de Laquis y Jerusalén, abren nuevas posibilidades de interpretación que tienen en cuenta la variación en el uso de figurillas en un sitio y consideran las implicaciones para la producción y manipulación de la identidad social mediante el uso de figurillas de arcilla.

Este póster presenta parte de mi investigación de doctorado, y en este sentido debe entenderse como un trabajo en progreso.

Reseña de libro publicada en STRATA: Bulletin of the Anglo-Israel Archaeological Society, vol. 32 (20. más Reseña de libro publicada en STRATA: Bulletin of the Anglo-Israel Archaeological Society, vol. 32 (2014), 121-123.

La monografía, publicada como Volumen 4 de los informes de The Leon Levy Expedition to Ashkelon, es una revisión de la disertación de doctorado del autor, titulada Estatuillas filisteas y estatuillas en Filistea en la Edad del Hierro, y presentada en la Universidad de Harvard en 2007.

[[Errata en la pág. 121. Tenga en cuenta que el párrafo 2, línea 6, debería decir & quot su enfoque & quot. ]]

Las figuras femeninas de Jerusalén y Judá a finales de la Edad del Hierro (siglos VIII-VI a. C.), sobre todo. más Las figurillas femeninas de Jerusalén y Judá a finales de la Edad del Hierro (siglos VIII-VI a. C.), sobre todo las Figuras del Pilar de Judea, a menudo se leen casi aisladas. Estudios recientes los han relacionado con Asera y con rituales no oficiales relacionados con la fertilidad o la protección. En este artículo, me alejo de este paradigma restrictivo y sostengo que las figuras femeninas deben estudiarse como partes de un mundo de figuras en miniatura, que incluye figuras de caballos y jinetes, y otros animales y cosas.

Este estudio trabaja en dos escalas geográficas. En el nivel micro, un estudio detallado del contexto y de la distribución dentro del sitio permite reconsiderar las figurillas y su uso en dos sitios judaítas importantes, Jerusalén y Laquis, con especial atención a lugares clave como las excavaciones de la Cueva I de Kenyon. En el nivel macro, considero las figurillas dentro del contexto del sur de Levante, entendiéndolas como parte de un mundo más amplio, y repertorio compartido, de representación en miniatura.

Sostengo que las figurillas de arcilla nos ayudan a entrar en un mundo de identidades y significados sociales, expresados, producidos y manipulados a través de estas mismas figurillas, pasando de un enfoque estrecho a las figurillas mismas, para considerar a las personas y comunidades que hicieron y utilizaron ellos.

Las figurillas del Levante meridional de finales de la Edad del Hierro han atraído la atención de los estudiosos de o. más Las figurillas del Levante meridional de finales de la Edad del Hierro han atraído la atención de los estudiosos durante más de un siglo y, a menudo, se han interpretado en relación con diosas femeninas y rituales no oficiales relacionados con la fertilidad y la protección. Mi investigación de doctorado actual se aleja de este paradigma restrictivo para reconsiderar las figuras como partes de un mundo de figuras en miniatura que incluye figuras de animales y cosas, sobre todo caballos y jinetes. El proyecto de doctorado más amplio trabaja en dos escalas geográficas diferentes: mirando tres sitios clave (Jerusalén, Laquis, Meguido) para un estudio a nivel de sitio, y ampliando para incluir la región del sur de Levante, considerando los puntos en común y las diferencias en el repertorio compartido. .

Este artículo presenta parte de mi trabajo de doctorado, un estudio de caso que analiza detalladamente las figuras de un sitio clave: Tell ed-Duweir / Lachish. Una mirada detallada a los patrones de distribución de las figurillas y los artefactos asociados nos permite cuestionar varios supuestos sobre la interpretación de las figurillas, considerar las personas y comunidades que las hicieron y usaron, y los significados sociales que expresaron a través de las mismas figurillas.


Kosher y no ídolos

La Torá nos dice que no fue hasta la generación del Éxodo el único Dios YHVH conocido como el legislador de las Sagradas Escrituras. “Yo soy YHVH. Me aparecí a Abraham, Isaac y Jacob como El Shaddai, pero no me dejé conocer por mi nombre YHVH ”. (Éxodo 6: 3)

Dios se aparece a Abraham en Siquem. (Paulus Potter / Dominio publico )

El Shaddai es el dios del pecho o el pecho. Esto significa el espíritu divino dentro de cada individuo, y / o el alma mística nutritiva materna que se invoca en la mayoría de las religiones de la India y algunas religiones del este de Asia, las religiones místicas de la iluminación interior y el renacimiento personal o el escape de la corrupción del mundo material.

Este fue un avance más allá de la invocación de espíritus y la jerarquía de los dioses del cielo o algún dios supremo remoto. Sin embargo, YHVH es un dios de la historia y la sociedad, un dios del crecimiento espiritual y moral de la sociedad humana. YHVH no se realiza completamente hasta el pacto de Israel con el Legislador Divino, quien es la fuente de la ética y moralidad de la sociedad occidental.

Pero el dios de los senos / El Shaddai todavía era muy importante para las madres embarazadas y lactantes hasta cerca del final del Primer Templo. Estas imágenes se consideraron kosher y no ídolos, ya que el nombre de El Shaddai no se consideraba un dios extranjero, pero tanto el nombre El Shaddai como los JPF se extinguieron después del final del Primer Templo.

Imagen de portada: estatuillas de arcilla con pilares de Judea en Jerusalén, Israel. Fuente: Chamberi / CC BY-SA


Ofrenda de oro y plata a los dioses hace 3.600 años encontrada en el cananeo Gezer

Los filisteos navegaron con sus cerdos al antiguo Israel

Primer descubrimiento de cuerpos en Gezer bíblico, de la destrucción ardiente hace 3.200 años

Los registros del Antiguo Egipto indican que los filisteos no eran piratas del Egeo después de todo

Anteriormente, los arqueólogos no estaban seguros de si habían encontrado un sitio de culto con banquetes rituales o simplemente una casa con culto deportivo. objets d'art. Los excavadores que exploran Tel Burna no están diciendo que necesariamente encontraron un templo per se. Pero ahora tienen confianza: las festividades rituales cananeas ocurrieron aquí.

La excavación de la ciudad comenzó en 2009, que fue cuando el Dr. Itzhaq Shai de la Universidad de Ariel y su equipo descubrieron un patio dentro de un edificio espacioso y sólidamente construido, de 15,8 metros de largo, construido directamente sobre el lecho de roca. En ese momento, no pudieron decir para qué servía el edificio.

Desde entonces, los indicios acumulados de actividad de culto pagano en el lugar han incluido una massebah (un pilar hecho de piedra, asociado con el culto o la actividad conmemorativa) encontrado este año, que representa una deidad o un objeto de culto vasos de culto tales como copas y cálices figurillas zoomorfas vasijas y dos máscaras de cerámica.

“El hecho de que tengamos una massebah y una concentración de vasijas de culto indica claramente que la actividad dentro de este patio no era la vida diaria, sino una práctica ritual”, dice Shai.

Eso representa una evolución en su posición: anteriormente había advertido contra sacar conclusiones precipitadas, señalando que `` no todos los sitios antiguos que lucen un dios de la guerra o una figura femenina son un templo para Baal o Anat ''. De hecho, no se han encontrado representantes de deidades, en menos aún.

Mientras tanto, entre los intrigantes descubrimientos de este año se encuentran tres pequeñas embarcaciones raras de origen chipriota. El análisis de residuos reveló que cada uno había contenido un tipo diferente de aceite. Los recipientes probablemente se usaron para libaciones rituales.

Frascos gigantes reveladores y huesos carbonizados

Además, se descubrieron dos pithoi gigantes importados de Chipre, cada uno con una capacidad de 200 litros, junto con huesos carbonizados de ovejas, cabras y cerdos jóvenes.

La presencia de pithoi gigante importado en sí misma es indicativa de que Libna era un lugar importante de adoración para los cananeos en el siglo XIII a.E.C., explica Shai.

Tel Burna: Estructuras de Libnah El proyecto arqueológico Tel Burna

Por un lado, la forma y la decoración del pithoi, aumentadas por el análisis de la arcilla, indican que la cerámica no se hizo localmente.

Por otro, incluso vacío, cada pithoi es muy pesado, señala Shai. Libnah era una ciudad del interior, no un puerto, es decir, tenía que ser lo suficientemente importante como para que alguien cargara estos monstruosos frascos desde un puerto tierra adentro hasta la ciudad.

"Dado que los pithoi se descubrieron en el mismo contexto que las vasijas de culto, asumimos que también eran parte de esta actividad", concluye Shai.

En cuanto a los banquetes rituales en el sitio, puede ser difícil reconstruir la práctica en el Mediterráneo hace más de tres milenios, pero los textos antiguos y otros objetos descubiertos en el Levante y sus alrededores arrojan luz sobre este culto pagano.

En el caso de Tel Burna específicamente, los cálices y vasijas de taza y platillo pueden indicar el uso de incienso y parafernalia aromática, sugiere Shai.

Las vasijas votivas y las figurillas son indicaciones más claras de la adoración pagana que involucra ofrendas. Las máscaras podrían indicar el punto de inicio o finalización (o ambos) de las procesiones religiosas, o la presentación de un ícono religioso, como una deidad, sugiere Shai.

(Parece que las máscaras se han utilizado de forma ritual en la región desde hace más de 9.000 años. Las que datan de la Edad del Bronce Final son raras y, por lo general, se han descubierto en contextos de culto, añade Shai).

El profesor Philipp Stockhammer, de la Universidad Ludwig-Maximilians-de Múnich, ve el descubrimiento como una oportunidad para conocer mejor los rituales cananeos, pero advierte que la evidencia de Burna todavía apenas se comprende y es necesario realizar más trabajo de campo.

“La mayoría de las vasijas se encontraron directamente en el lecho de roca y es difícil interpretar su relación con las paredes cercanas. Todo lo que puedo decir en este momento es que Burna parece tener una concentración única de objetos relacionados con el exterior utilizados juntos en el marco de prácticas rituales / ofrendas apenas entendidas, y definitivamente necesitamos continuar el trabajo de campo allí para comprender mejor el evidencia en prácticas rituales de Burna y Cananea más generales ”, dice Stockhammer.

Ciudad de guerra y vino

A finales de la Edad del Bronce, Libna era una ciudad cananea importante, hogar de varios miles de personas. Sus primeros habitantes parecen haberse ganado la vida elaborando y vendiendo vino y aceite de oliva, a partir de restos botánicos, lagares e instalaciones agrícolas.

Durante la Edad del Hierro tardía, la ciudad quedó bajo el control de los judíos y se expandió (Josué 10: 29-32): & quotEntonces Josué y todo Israel con él se trasladaron de Maceda a Libna y la atacaron. El Señor también entregó esa ciudad y su rey en manos de Israel. Josué pasó a cuchillo a la ciudad y a todos los que estaban en ella. No dejó supervivientes allí& quot; Josué 12 trae una larga lista de reyes derrotados por los israelitas, incluido el rey de Libna.

La evidencia arqueológica del período judío es categórica: los arqueólogos han encontrado vasijas de cerámica con las exclusivas asas de vasijas asociadas con los monarcas judíos.

Los mangos de las jarras de la era judía estaban estampados con las letras hebreas LMLK, traducidas libremente como "pertenecientes al rey [de Judá]", o con rosetas. Estos frascos se produjeron exclusivamente entre finales del siglo VIII y el siglo II a.E.C., es decir, a lo largo de 600 años. (Parte de ese tiempo fue el reinado del rey Ezequías).

Asas estampadas judías (de izquierda a derecha: LMLK, privado (con los nombres L'Z'R / HGI) y roseta. Encontrado en Tel Burna. El Proyecto Arqueológico de Tel Burna

Los arqueólogos también han expuesto muros de fortificación que datan del período del reino judío. Los muros eran casamatas: delgados muros paralelos con un espacio vacío entre ellos que teóricamente podrían llenarse de tierra y rocas para crear gruesos muros de la ciudad cuando se acercara un enemigo.

Durante el período judío, la agricultura también se incrementó, como lo demuestra la presencia de cebada e higos, y semillas de lino que pueden haber sido utilizadas en la producción textil. No obstante, el cultivo de la uva parece haber seguido siendo la principal fuente de ingresos de la ciudad.

¿Gat fomentando la rebelión?

No está claro cuándo exactamente Tell Burna se transformó de una ciudad cananea a una judía. Podría haber sido a principios de la Edad del Hierro, pero simplemente no hay evidencia clara.

Tel Burna estaba situada estratégicamente entre la ciudad filistea de Gat y la ciudad judía de Laquis.

Según Reyes 8:22, el gobernante de la ciudad judía de Libna se rebeló contra Jerusalén. No hay pruebas contundentes que apoyen esta afirmación, pero teóricamente Gat, que era la principal entidad política en la región de la Sefela, podría haber apoyado una rebelión durante la Edad del Hierro II (siglos X-IX a. C.).

“Estoy de acuerdo en que durante la mayor parte de la Edad del Hierro, el sitio probablemente fue parte del reino judío”, dice el profesor Aren Maeir, director de las excavaciones en Gath. Pero todavía no se ha encontrado nada que pueda arrojar luz sobre la naturaleza de las relaciones entre las dos ciudades.

Que Libnah sufrió un destino maligno se reveló en la temporada de verano de 2017. los excavadores descubrieron una capa de destrucción fuera de los muros de fortificación.

Los escombros de la destrucción contenían vasijas rotas y material carbonizado, en el que los arqueólogos podrían realizar una datación C-14 precisa.

Basándose en los restos de cerámica, los excavadores creen que la ciudad fue destruida en los primeros días del reino judío, es decir, en el siglo X a. C. lo que tradicionalmente se atribuye a la era salomónica) queda pendiente una evaluación precisa.

Salón ritual cananeo en Tel Burna Griffin Aerial Imaging /> Dibujo de trozos de estatuilla votiva encontrados en Tel Burna El Proyecto Arqueológico de Tel Burna


Arqueología

Los perros del pueblo, los perros guardianes, los perros carroñeros y los entierros de perros y mdash lo que la arqueología y la Biblia pueden decirnos sobre los perros en el antiguo Egipto y el Levante, y el significado de su silencio durante la plaga de los primogénitos.

Sansón también conoce a una mujer de estatus cuestionable en Timnah. ¿Qué tiene Timnah que la convierte en una opción adecuada para tales historias?

Este es el lugar de Mi trono y el lugar de las plantas de Mis pies. Ezequiel 43: 7

Ataroth es una oscura ciudad de Transjordania, mencionada solo dos veces en la Biblia. Sin embargo, debido a los descubrimientos arqueológicos modernos, se ha convertido en una pieza central de evidencia para reconstruir la historia de la rebelión moabita contra Israel y la expansión del rey Mesha & rsquos del reino moabita descrita tanto en 2 Reyes como en la estela de Mesha.

La ciudad cananea de Hazor fue destruida a finales de la Edad del Bronce. Cuando los israelitas reubicaron la ciudad a principios de la Edad del Hierro, colocaron menhires en tres lugares diferentes sobre los restos destruidos. ¿Qué significaban estas piedras?

La Biblia se enfoca en cuestiones de religión y política, enfatizando abrumadoramente la vida de la ciudad a expensas de la vida rural. La arqueología, por el contrario, puede ayudarnos a comprender mejor la vida de la mayoría de los israelitas, que no vivían en ciudades, y proporciona una mejor comprensión de cuestiones tan mundanas como qué hacían para ganarse la vida y qué comían.

Los judíos han entendido durante mucho tiempo y el lugar que YHWH elegirá para significar el monte Sión en Jerusalén, mientras que los samaritanos lo han interpretado como el monte Gerizim cerca de Siquem. La arqueología y la crítica de la redacción convergen en una solución de compromiso: se refiere a una serie de lugares, un lugar a la vez.

En 722 a. De la E.C., Asiria conquistó el reino de Israel y deportó a muchos de los residentes de Samaria y sus alrededores a otras provincias asirias, y trajo deportados de otros territorios conquistados a Samaria para que ocuparan su lugar. Las excavaciones en Tel Hadid, cerca de Lod en Israel, han desenterrado restos materiales que contribuyen a nuestra comprensión de estos años transformadores.

Un pequeño modelo de santuario, encontrado en una excavación arqueológica del siglo X a. C. ciudad de Khirbet Qeiyafa, junto con un siglo IX a. C. Templo excavado en Motza, ayúdanos a comprender mejor el Templo de Salomón, conocido solo por el texto bíblico.

La ostraca de Samaria y una mirada cercana a los versículos bíblicos nos ayudan a ubicar a Mahlah, Noa, Hoglah, Milkah y Tirzah, en el territorio de Manasseh.

Sartenes de fuegomaḥtot) se enumeran como parte del Tabernáculo y los accesorios rsquos para la menorá y el altar. También juegan un papel importante en las historias de la rebelión de Korah & rsquos y la muerte de Nadav y Avihu como censores de incienso. Las excavaciones arqueológicas han descubierto qué eran estos elementos y cómo funcionaban.

Los restos de espina de pescado descubiertos en ocho excavaciones diferentes en Jerusalén, desde la Edad del Hierro hasta el período islámico temprano, nos dan una idea de qué pescado comían los lugareños y de dónde eran importados.

En los años ochenta, el arqueólogo Adam Zertal excavó el sitio de El-Burnat en el monte Ebal y descubrió un enorme altar antiguo de principios del siglo XII a. C. Este hallazgo arqueológico arroja luz sobre el relato del altar de Josué y rsquos en el monte Ebal, así como la famosa historia de Jacob cruzando los brazos para bendecir a Efraín sobre Manasés con la primogenitura.

Se han encontrado cientos de estatuillas de pilares de Judea en las casas judías de la Edad del Hierro II. ¿Cuál es el contexto bíblico y arqueológico de estos hallazgos?

Los rabinos afirman que una ciudad "quosubvertida" o "quoapostato", que Deuteronomio (13: 13-18) condena a la destrucción, "nunca fue y nunca será" (t. San. 14: 1). Sin embargo, el relato en Jueces 19-21 de la destrucción o ḥerem de Guibeá, sus habitantes, animales y propiedades, sugiere que tales ḥerem& rdquo era una práctica israelita, y que Guibeá se presenta como una ciudad subvertida.

Abraham compra la cueva de Macpela por 400 siclos de plata. Las frases bíblicas, los hallazgos arqueológicos y el análisis químico se unen para pintar un retrato de cómo funcionaba el comercio temprano con plata antes de la invención de las monedas.

Contrariamente al relato bíblico de la conquista israelita y la quema de Hesbón en Números 21, los restos arqueológicos de Tell Hesban (Hesbón bíblico) demuestran que no se colonizó hasta siglos después de la conquista y el período de asentamiento y que no se quemó hasta más de medio milenio después. !

Hebrón juega un papel central en muchas historias bíblicas. Fue la ciudad prominente en las tierras altas de Judea, con grandes fortificaciones en las Edades del Bronce Antiguo, Bronce Medio y del Hierro. Durante el período del Segundo Templo, Hebrón fue ocupada por los idumeos. Las excavaciones arqueológicas recientes han descubierto grandes Mikvaot (baños rituales), lo que indica que los habitantes abrazaron el judaísmo.

La inscripción Mesha describe la conquista de Omri & rsquos del mishor in the Transjordan, and Moab&rsquos subsequent (re)taking of it, in the 9th century B.C.E. Reading Numbers 21 in conversation with archaeological findings confirms much of this and offers us a glimpse at the history of this region before the Omride conquest.

The founders and directors of the Temple Mount sifting project explain the origin of the project, its goals, and highlight some of its important finds.

What exactly is the זֵר (zer), mentioned ten times in the furnishing of the Mishkan: A test case for the importance of archaeology [1]

And Moses&rsquo decision to break the tablets

What we know about where he lived, the language he spoke, and the gods he worshiped.

Copper has been mined in the Timna Valley since the 5th millennium B.C.E. Recent excavations reveal that the height of activity in the region dates to the 10th century B.C.E. and thus domination of this remote region during this period would have meant control of the lucrative copper industry. Could this be the unwritten backdrop to the Bible&rsquos account of David&rsquos conquest of Edom and Solomon&rsquos great wealth?

Biblical, geographical, and archaeological data coalesce to clarify the military importance of this city to Iron Age Israel and the possible meaning of the term “Ahab’s hêḵal.

Weighing the historicity of the exodus story entails more than addressing the lack of archaeological evidence.

Cities vs. Villages or Houses vs. Farmsteads? A New Insight based on Archaeology

When and why washing became immersion: between traditional-rabbinic and scientific-critical approaches to the origin of immersion and the mikveh. [1]

Using archaeology, anthropology, and biblical Hebrew to explain why ancient Israelites overwhelmingly placed their doorways on the eastern side of their homes and avoided placing them on the west. [1]

Upon the conquest of Judah, Nebuchadnezzar deported many Judeans to Babylonia. What was their life like there? Were they assimilated, or did they stand out? What language(s) did they speak and what religious practices did they maintain? What was their social and economic standing? Babylonian records allow us glimpses into the lives of some of the deportees.

Animal, vegetable or mineral? Assyriology and archaeology provide an answer to an ancient question.

What light can archaeology shed on the significance and location of the vineyard?

The current scholarship about the identity of the Philistines, who they were, when they came to the Levant, and why.


119 Blog

What was King Hezekiah&rsquos reform like on the ground?

One of the most significant changes in the religious life of ancient Israel occurred during the reign of the Judahite king Hezekiah, in the late eighth century B.C.E. The Hebrew Bible provides us with this image: &ldquoHe removed the high places, broke down the pillars, and cut down the sacred pole (asherah). He broke in pieces the bronze serpent that Moses had made, for until those days the people of Israel had made offerings to it&rdquo (2 Kings 18:4). In doing so, explains the Bible, the faithful king Hezekiah simply &ldquodid what was right in the sight of the Lord.&rdquo But was Hezekiah really motivated only by &ldquothe commandments that the Lord commanded Moses&rdquo? What was his reform like on the ground?

The Biblical text is sparse on details of Hezekiah&rsquos reform in Judah, but we can turn to archaeology for assistance. The archaeological remains come from Tel Arad, Tel Motza, Beer-Sheba, Tell Halif and Lachish&mdashsettlements with ninth- and eighth-century cultic places&mdashto help us understand what actually happened. Archaeology reveals that, with the exception of Tell Halif, these sites were part of the official Judahite cult under royal control, and it appears that they were all dismantled and buried.

To demonstrate the kind of cultic change that took place, we go first to Arad. The late Yohanan Aharoni of the Institute of Archaeology at Tel-Aviv University claimed that Arad&rsquos earlier Canaanite village was transformed into a fortress with a shrine and altar in the 10th century B.C.E. The altar was then abolished in the late eighth century by Hezekiah (who prohibited sacrifice), but the shrine remained in use until the end of the seventh century, when it was partly dismantled by King Josiah, who allegedly centralized worship in Jerusalem. Aharoni assumed that this was evidence of two different cultic reforms under two different kings&mdasha view supported also by the Bible (2 Kings 23).

Archaeological re-examination by Ze&rsquoev Herzog, however, revealed that the shrine walls were reduced and the dismantled sacred area was filled in with earth already by the end of the eighth century. As a result, the temple area is well preserved, and nothing in the temple points to a violent destruction. Was the Arad sanctuary buried preemptively in anticipation of the Assyrian king Sennacherib&rsquos campaign (in 701 B.C.E.) to avoid destruction and desecration by the approaching enemy? Archaeology indicates that the burial of Arad happened at the order from Jerusalem and was supposed to disempower the local priests and to centralize the cult to the capital city. This means that the sanctuary and its cultic objects were abolished and buried well before the Arad fortress fell in the hands of the Assyrian army, after only 30 or 50 years of existence.

From Arad, we move west to Beer-Sheba. A large ninth-century horned altar was discovered there&mdashalready dismantled. Three of its four horns were found intact, embedded in a wall. Their secondary use indicates that the stones were no longer considered sacred. The horned altar was dismantled during Hezekiah&rsquos reign, which we know because some of its stones were reused in a public storehouse that was built when the Assyrians threatened Judah 1 and was destroyed by the Assyrian army in 701.

There is no archaeological evidence of a sanctuary at Beer-Sheba during the Iron Age IIA (c. 980&ndash830 B.C.E.). Yet it is unlikely that an urban center of such importance would have a large offering altar but no legitimate sanctuary. There is an Iron Age krater (large vase) from the site with a Hebrew inscription that says &ldquoholiness&rdquo or &ldquoholy,&rdquo which suggests that the vase belonged to a temple or a priest and was used in religious ceremonies, like the two similar vases found in the Arad temple.

Next we move to Lachish. The second most important city in Judah after Jerusalem, Lachish was a military and administrative center in the Judean hills, but we know almost nothing about the Iron Age official cult there. Since the fortress city was besieged and destroyed by the Assyrians in 701 B.C.E., we have some information from extra-Biblical sources: A relief in the royal palace at Nineveh that portrays Sennacherib&rsquos victory over Lachish, which contains a scene of Assyrian soldiers carrying what looks like an incense burner. This would seem to suggest that the Assyrian army had plundered a Judahite sanctuary at Lachish. However, the object depicted on the relief could not be temple equipment, because the places of cult were closed before this time. Instead, it may have been confiscated from the palace or used for heating purposes.

Aharoni believed that he found the Judahite sanctuary at Lachish in a small broad room with benches along its walls. Curiously, cultic objects were found buried in a circle at different elevations and were later covered by a palace building. The pottery assemblage seems to have been deposited in the pit not later than the second half of the eighth century&mdashpossibly around 760 B.C.E., when the palace was erected. 2 The cultic artifacts must have then belonged to an earlier shrine that was dismantled prior to Hezekiah&rsquos reign.

In 2016, an eighth-century B.C.E. cultic place at Lachish was uncovered next to the main city gate. Archaeologists have called this cultic place a &ldquogate-shrine.&rdquo In it were found two small horned altars, whose horns had been cut off and embedded in an adjacent wall. Further, a square toilet was found installed in the shrine but was never used. The toilet was more of a symbolic act of desecration (see 2 Kings 10:27)&mdashpart of Hezekiah&rsquos cultic reforms.

We now move to Tel Motza on the eastern periphery of modern Jerusalem, where an Iron Age II temple has been under excavation since 2012. This temple is the second Judahite temple ever discovered. Archaeologists found two archaeological strata that first seemed to resemble the two historical phases uncovered at Arad. The first stratum dates to the tenth and ninth centuries, while the second could be from the seventh or the early sixth century. But the function of the seventh- or sixth-century structure as a temple has no archaeological support.

The early sanctuary at Motza consisted of a main hall, a courtyard with an altar and five standing stones. The main altar and this entire temple were filled in with dirt sometime in the ninth century B.C.E. When the sanctuary was rebuilt in the second phase, the floor level was raised, and a monumental public structure was built on the new elevation. Cultic vessels, pottery sherds and bones of sacrificial animals were found near the altar in this later structure, together with pottery that was buried in a refuse pit filled with ash. Near this refuse pit (used during rituals) lay fragments of pottery figurines and the lower part of an incense burner decorated with petals&mdashlike one from Arad. All cultic objects were deliberately damaged and covered with a layer of ash. If this seventh- or sixth-century monumental structure was indeed a temple, the process that ended the cult at Tel Motza shares similarities with the Arad temple and might similarly be due to Hezekiah&rsquos cultic changes, but the absence of positive evidence suggests that the Motza temple was abandoned and buried well before Hezekiah&rsquos reign.

Finally, we go to Tell Halif, where a shrine room was discovered inside an Iron Age four-room house. The house was originally a domestic residence. The shrine room was created later by adding benches along its walls. The room contained pottery vessels as well as bone implements, organic material, pumice and arrowheads, the latter being a testimony to the city&rsquos destruction by the Assyrians. Food remains suggest that everything was consumed or used in cultic rituals. A white-painted head of a female figurine (&ldquoJudean pillar figurine&rdquo), a pottery stand for an incense altar, two flat stones with signs of fire (offering tables) and two limestone blocks can all be interpreted as cultic objects.

Material culture excavated at the site is associated with food preparation, suggesting that this small house shrine was operated by women during the late eighth century. Like the other Judahite sites, it was destroyed by Sennacherib. But how is it that the shrine remained active later than other cultic sites in Judah? There are two possibilities: (1) King Hezekiah reformed predominantly official, state shrines and did not care about household cults&mdashin other words, the cult at Tell Halif was not abolished by the central authority in Jerusalem because it was beyond the king&rsquos control or (2) Hezekiah tolerated incense burning where there were no sacrificial altars.

The above examples suggest that three different kinds of cultic changes or reforms took place in the Kingdom of Judah:

(1) Official sanctuaries (together with their cultic objects) were partly dismantled and buried because of their sacred character. This scenario played out at Arad and Motza. The only difference between the two sites is that the cultic life at Motza was terminated earlier than in the rest of Judah.

(2) Cultic objects, such as the altar at Beer-Sheba, and, probably, the shrines at Beer-Sheba and Lachish, were completely removed. If this really occurred at Lachish, it was before Hezekiah&rsquos reign, like at Motza.

(3) Household shrines, such as at Tell Halif, were tolerated by the central authority because nothing more &ldquodangerous&rdquo was being sacrificed than incense.

Now, who was responsible? The best candidate for this cult elimination is King Hezekiah, who probably ordered the abolishment of all official cultic sites. Only the Jerusalem Temple and small, household shrines were spared. Apparently, the king did not specify how to abolish the cultic sites, or the author of the Biblical text did not describe the real acts because he did not have detailed information about each city.

Hezekiah&rsquos cult centralization had many aspects. Primarily, it had political and economic aims. At the end of the eighth century, it was simply necessary for Hezekiah to centralize the government, military and religion to the capital city of Jerusalem. Hezekiah prepared the kingdom of Judah for the Assyrian attack and made sure that taxes and revenues from cultic activities were collected centrally (from pilgrims coming to Jerusalem from across the kingdom). Hezekiah also initiated new building projects aimed at protecting Jerusalem: He fortified Jerusalem&rsquos western hill and secured the Siloam Pool, and he built a new tunnel from the Gihon Spring and new storehouses at Lachish and other sites. These projects required money, which the centralization was able to provide. Without a doubt, Assyria&mdashas an enemy of Judah&mdashhad a role in Hezekiah&rsquos cultic reforms.

Despite what the Bible says in 2 Kings 23, cultic changes during Hezekiah&rsquos reign were absolute and left nothing to be centralized by King Josiah at the end of the seventh century. Indeed, only one phase of Judahite religious reform is visible in archaeological record, and that one is Hezekiah&rsquos.

David Rafael Moulis holds a doctoral degree in Biblical Theology from the Protestant Theological Faculty, Charles University in Prague. His Ph.D. thesis focused on the Judahite shrine at Tel Arad, and his other publications concern the archaeology and religion of ancient Israel. He has taken part in several archaeological projects in Israel, including at Khirbet Qeiyafa, Tel Azekah, Ein el-Jarba and in Jerusalem&rsquos City of David.

Notas:

1. Although one of the altar&rsquos stones was discovered in the retaining wall dating from the ninth century B.C.E., we can easily imagine that this wall had fallen and was fixed using later material available at the site.

2. The sanctuary could have been part of the palace, but it seems that the palace complex was no longer in use by the time of Hezekiah&rsquos reign, which suggests that the sanctuary wasn&rsquot connected to the palace after all.

Welcome to the 119 blog where we discuss current events from a Hebrew Roots perspective, expand on our free teachings, or just provide information about interesting items we feel could be relevant to your Torah walk.

Speaking Life

Apr 26 // by 119 A Womans Walk

Words have power. Are you speaking life with yours?

What is the Gospel: Part 1 - Understanding All of the Gospel

Jun 13 // by 119 Ministries

Who Is the Son of Man in 1 Enoch 71:14?

Aug 14 // by 119 Ministries

According to many scholars, the "Son of Man" and messianic figure referenced in 1.


Judean Pillar Figurine Found in Lachish - History

Lachish, is located in the lowlands of the Judean Hills, some 40 km. southeast of Jerusalem. The abundance of water sources and the fertile valleys of the area favored the existence of a prosperous city over a considerable period of time.

The Canaanite city of Lachish was established at the beginning of the 2nd millennium BCE . It was fortified by a wall and a glacis, and included a large palace, probably the residence of the Canaanite King of Lachish. From letters sent by the kings of Lachish to their overlords, the pharaohs of Egypt (the 14th century BCE el-Amarna correspondence) it may be deducted that Lachish was an important urban center and the seat of the Egyptian governor of southern Canaan. This Canaanite city was totally destroyed by fire at the end of the 12th century BCE. According to one theory, the destruction was wrought by the Philistines of the nearby Coastal Plain according to another, more widely accepted theory, it was wrought by the Israelites, whose capture and destruction of the city is recorded in the Bible. (Joshua 10:31,32)

As a rebuilt fortress-city of the Kingdom of Judah, Lachish gained in importance after the split of the kingdom into Judah and Israel. It was the largest city on the western border of the Kingdom of Judah facing the Philistines of the Coastal Plain. A palace-fortress was built on the acropolis and probably served as the residence of the governor appointed by the King of Judah. The Judean city of Lachish was totally destroyed by the Assyrian army during Sennacherib s campaign against the Kingdom of Judah in 701 BCE. The Assyrian campaign, during the reign of King Hezekiah, and the encampment of the Assyrian army at Lachish are described in detail in the Bible. (2 Kings 18:14-17 2 Chronicles 32:9). During the reign of King Josiah (639-609 BCE), the city of Lachish was rebuilt and fortified. This much poorer city was captured and destroyed by the Babylonian army in 587/6 BCE. (Jeremiah 34:7). In one of the rooms a group of ostraca were found during the excavations in the 1930s. Now known as the Lachish Letters, they constitute an important corpus of Hebrew documents from the First Temple period.(Adapted from the Lachish web site at http://www.israel-mfa.gov.il/facts/hist/arcs2-10.html)

Baal figurines : In a Canaanite temple dated to the Late Bronze Age, several small figurines were found at Lachish. It is widely assumed that these figurines represent the Canaanite deity Baal.

High Place/Bamah/Matsebot: A "matsebah" (the plural is "matsebot") is a small raised stone , sometimes with a carving of praying hands, that is assumed to represent the deity. They are reminiscent of the stones Joshua sets up in Joshua 4. They are often found close to a small raised platform (a "bamah" or "high place") thought to be for burning incense and other rituals connected with the worship of the local god. In some places, like the "high place" at Megiddo, animal bones were located close to or even on the bamah , suggesting that sacrifices took place there.

Palaces: In the center of the city was a large palace complex with residential quarters, rows of store rooms, an entrance building and a large open courtyard. This Iron Age palace was unique to Lachish, but may be similar to one of the palaces at Megiddo which was located at the edge of an open courtyard. Several jar handles stamped with royal inscriptions and found in the palace indicate that Lachish may have been a royal administrative center.

Fortification/Gates and Casemate Walls: In the Iron Age II period massive brick walls almost twenty feet thick enclosed the city. An impressive gate system located on the west side provided entrance into the city. Lachish was one of the largest fortified centers in Judah. The gates are similar to, but larger than, the ones at Megiddo, Hazor, and Gezer.

Water system: A water shaft approximately 75 feet wide and 80 feet deep is located on the east side of the tell. This could have been used during Sennacherib's siege of Lachish in 701 BCE to bring water into the city.

Writing: One of the most unique discoveries at Lachish are the "Lachish Letters," a collection of 21 letters painted with ink on broken potsherds. These letters record correspondence between two military officials dating to the period of destruction of Lachish by the Babylonians under King Nebuchadnezzar. An example of one of these letters follows:

May YHWH cause my lord to hear this very day tidings of good! . And let (my lord) know that we are watching for the signals of Lachish, according to all that indications which my lord hath given, for we cannot see Azekah. (Lachish Ostracon IV, ANET., p.322).

Destruction by Egypt : Pharaoh Shishak conquered many Israelite and Judean cities around 918 BCE (see I Kings 14:25f). Although there is no direct evidence that Shishak was in Lachish, several cities in the vicinity were destroyed and it is possible that Lachish was also.

Destruction by Assyrians: Assyrian king Sennacherib and his armies conquered the northern kingdom of Israel in 722 and began to move south into Judah in 701 BCE. This is described in the Bible and on the relief of his palace in Nineveh. The Assyrians built a large ramp on the southwest corner of the city wall which allowed them finally to enter and conquer the city.

The history of Lachish is mentioned in several places in the Bible:

2 Chr 11:7-10 He (Rehoboam) rebuilt Bethlehem, Etam, Tekoa, Beth-zur, Soco, Adullam, Gath, Mareshah, Ziph, Adoraim, Lachish, Azekah, Zorah, Aijalon, Hebron

2Kgs 18:14 And Hezeki'ah king of Judah sent to the king of Assyria at Lachish, saying, "I have done wrong withdraw from me whatever you impose on me I will bear." And the king of Assyria required of Hezeki'ah king of Judah three hundred talents of silver and thirty talents of gold.

2Kgs 18:17 And the king of Assyria sent the Tartan, the Rab'saris, and the Rab'shakeh with a great army from Lachish to King Hezeki'ah at Jerusalem. And they went up and came to Jerusalem. When they arrived, they came and stood by the conduit of the upper pool, which is on the highway to the Fuller's Field.

2Chr 32:9 After this Sennacherib king of Assyria, who was besieging Lachish with all his forces, sent his servants to Jerusalem to Hezeki'ah king of Judah and to all the people of Judah that were in Jerusalem.

Jer 34:7 when the army of the king of Babylon was fighting against Jerusalem and against all the cities of Judah that were left, Lachish and Azekah for these were the only fortified cities of Judah that remained.


Ver el vídeo: The Story of Hezekiahs Tunnel (Febrero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos